7º Edición: Premios Misión a la Familia

Por séptimo año consecutivo, la revista Misión ha entregado sus Premios Misión a la Familia en las instalaciones de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV). Los galardonados, todos ellos nominados por nuestros lectores, se han distinguido en sus distintas categorías por ayudar a las familias en su día a día para que la sociedad española progrese. ¡Felicidades a cada uno de ellos!

Por redacción revista Misión

Fotografía: Marina Rodríguez

Premio Misión Persona: Monseñor Joaquín María López

“El ataque más grande contra la familia es la ideología de género”

La de monseñor López de Andújar es una de las voces que con más claridad se han alzado en los últimos años en defensa de la vida y la familia. Además, como obispo de Getafe ha potenciado la pastoral familiar y trabaja codo a codo con los matrimonios.

El fin de semana anterior a la entrega de los Premios Misión, monseñor Joaquín María López de Andújar lo había dedicado a recorrer 80 kilómetros del Camino de Santiago para acompañar a un grupo de familias de su diócesis de Getafe. Un gesto que resume la acción pastoral de nuestro Premio Persona: a sus 75 años, no se cansa de cuidar a las familias, implicándose de lleno, con el único objetivo de llevarlas a Dios.

José Antonio Méndez, redactor jefe de Misión, entrega el premio al obispo de Getafe.

 ¿Por qué se implica tanto en la atención a las familias?

Porque la familia es la base de la sociedad y el fundamento de la convivencia. En la familia nacemos a la vida y recibimos unos valores, unos conocimientos, una cultura y unas vivencias que marcan nuestra vida para siempre. Si la familia está sana y vive en un ambiente de cariño, respeto, diálogo y ternura, permite unas experiencias que calan en el corazón de los niños. Y cuando crecen, esos niños encuentran en su familia una fuente de creatividad y una visión del mundo y de la persona enraizada en Dios.

¿Cuáles son las mayores amenazas a las que se enfrenta hoy la familia?

Los ataques a la familia son un motivo de preocupación muy profunda, porque van directos a sus propios fundamentos, contra la concepción misma del hombre y de la naturaleza. El ataque más grande viene a través de la ideología de género, que es también un ataque al Creador.

¿Por qué?

Porque Dios nos creó hombre y mujer, complementarios, abiertos a la vida, y la ideología de género va justo contra ese fundamento, al decir que ser hombre o mujer es una simple elección. Hoy las familias encuentran muchas dificultades para transmitir no solo la fe, sino una antropología real basada en la naturaleza humana, y muchos padres buenos se ven acosados por el ambiente cultural. Eso a veces fortalece la fe, pero otras hace muy difícil la educación en casa. Y la Iglesia está ahí para ayudarles.

Siempre dice que cuando habla de familia, piensa en la suya…

Sí, porque en ella recibí la vida, la fe y mi vocación sacerdotal. Hemos vivido alegrías muy hondas, pero también grandes sufrimientos, y mis padres, que se querían muchísimo y siempre se cuidaron mucho, nos dieron un gran testimonio de fe. La convivencia con mis hermanos ha sido también muy buena. Éramos cuatro, pero una de mis hermanas falleció con 28 años en un accidente. E incluso aquel dolor, al vivirlo desde la fe, nos unió mucho entre nosotros y también a Dios.

Premio Misión Institución: Fundación Jérôme Lejeune

“El profesor Lejeune se jugó su carrera, pero ganó en coherencia”

El testimonio del profesor Lejeune es el de un hombre comprometido con la defensa de sus pacientes con discapacidad intelectual, y su legado sigue vivo a través de la Fundación que lleva su nombre. Pablo Siegrist, director de la Fundación en España, nos lo cuenta.

¿Qué aporta la Fundación Jérôme Lejeune en el mundo?

Defender a las personas más indefensas en todos los momentos de su vida, desde la concepción hasta la muerte natural, tal como hizo el profesor Jérôme Lejeune, un hombre profundamente enamorado de Dios que se jugó una carrera profesional llena de premios y reconocimientos, pero ganó en coherencia y credibilidad.

Pablo Siegrist, director de la Fundación Jérôme Lejeune  en España, recoge  el premio. Se lo entrega Alberto Ramírez, del consejo editorial de la revista Misión.

Hoy cada uno de nosotros puede llevar esta actitud a su vida profesional y pública. Si lo hiciéramos con autenticidad, conseguiríamos el cambio que necesita nuestra sociedad.

Y en España, ¿qué es lo más importante que habéis conseguido?

Ofrecer el Máster Internacional en Bioética, que se realiza de forma muy cómoda, online, y permite obtener una formación en bioética rigurosa y centrada en la persona. Su directora, la Dra. Mónica López Barahona, es presidenta de la Fundación en España y de nuestra Cátedra de Bioética. Esta área es estratégica para nosotros, pues, parafraseando al profesor Lejeune, no se puede hacer auténtica Ciencia sin conciencia.

¿De qué otros logros os sentís orgullosos?

El primero, haber podido formar, a través del Máster, a profesionales del ámbito sanitario de distintos países que han comprendido el valor de cada ser humano y lo defienden en su ejercicio profesional cada día. El segundo, haber otorgado nuestra primera beca para que una estudiante española pueda realizar su tesis doctoral en el ámbito del síndrome de Down, gracias a la generosidad de una familia de aquí. Es urgente atraer talento al campo de la discapacidad para encontrar so­luciones que mejoren la vida de las personas que la padecen.

Premio Misión Comunicación: ABC Familia

“Hay un gran interés por acceder a información familiar rigurosa”

Desde hace seis años, la sección de Familia del diario ABC se ha convertido en uno de los pocos espacios de prensa generalista que se ocupa de informar y formar a las familias.

¿Por qué es importante que los medios brinden información y formación para la vida familiar?

Vivimos en un mundo acelerado, en el que las reglas del juego han cambiado: en muchas familias trabajan los dos cónyuges y llegan tarde a casa; la implantación en el hogar de las nuevas tecnologías y su mal uso…

Son muchos los temas a los que los padres se enfrentan por primera vez, porque cuando eran pequeños las circunstancias eran diferentes. Y medios como ABC Familia pueden ser un aliado, al contar con información de especialistas para ayudarles.

La jefa de la sección de Familia del diario ABC, Laura Peraita, junto a dos de las redactoras: Alejandra González  y Carlota Fominaya. Entrega el premio Macarena Botella, miembro del consejo editorial de Misión.

Si es tan necesario, ¿por qué hay tan poca presencia de estos contenidos en los medios generalistas?

Es una buena pregunta. Desde que nació ABC Familia, hemos podido comprobar que es una de las secciones más visitadas de la web, porque hay un gran interés por acceder a información rigurosa para que la crianza de los hijos, las relaciones de pareja, la atención a los mayores… sean lo mejor posible. Si las cosas están bien en la familia, cuando salgas de casa tendrás más oportunidades de pasar un buen día, porque sabes que lo más importante avanza por la senda correcta.

¿Faltan referentes que muestren los aspectos positivos de la familia?

Sí, y por eso apostamos por publicar casos reales y testimonios de familias que, con su ejemplo, sirven de modelo. Son innumerables las historias, y la sociedad debe conocerlas porque, efectivamente, son un referente.

Premio Misión Empresa: ILUNION

“Nuestra empresa está basada en las personas”

ILUNION es un grupo empresarial perteneciente al Grupo Social ONCE y que desarrolla su actividad con criterios de rentabilidad económica y social. Su plantilla está formada por 36.308 trabajadores, de los que más del 40 por ciento tiene algún tipo de discapacidad.

La tasa de paro de la población con discapacidad es mucho más alta que la de la población sin ella. ¿Por qué apuesta ILUNION por las personas con discapacidad?

Las empresas que hoy forman parte de ilunion nacieron hace más hace 30 años con ese propósito: generar empleo para personas con discapacidad. Para nosotros el empleo no es el medio, es el fin, y dar trabajo a quienes no lo tienen tan fácil es nuestra razón de ser. Pero, ¡eso sí!, somos una empresa y generamos beneficios gracias al trabajo de toda nuestra plantilla.

Daniel Sada, rector de la UFV, entrega el Premio. Lo recoge Óscar da Pena, director corporativo de Organización y Desarrollo de Negocio del Grupo ILUNION.

Uno de los mayores impedimentos que encuentran las personas con discapacidad a la hora de formar una familia es la dificultad para encontrar un empleo. ¿Cómo valoras que ilunion permita a tantas familias salir adelante?

En ilunion sabemos que el empleo es clave para que una persona se sienta realizada y se levante todos los días con ilusión. Buscamos el bienestar de la persona y estamos muy orgullosos de poder contribuir a la estabilidad familiar de nuestros empleados.

¿Qué medidas de conciliación promueve ILUNION?

ILUNION es un grupo complejo y cada sector en el que trabajamos demanda una política específica, pero siempre buscamos el bienestar de nuestros trabajadores y de sus familias, de hecho contamos con el sello EFR (Empresa Familiarmente Responsable) de la fundación Más Familia. Llevamos a cabo medidas en materia de horarios, de maternidad y paternidad, de conciliación, etc. Nuestra empresa está basada en las personas.

¿Cómo valoran sus empleados su política de inserción laboral?

Gracias a la encuesta de clima laboral que realizamos periódicamente, sabemos que para nuestros empleados es un orgullo trabajar en ILUNION. Además, la campaña Somos Únicos que hemos llevado a cabo para destacar el carácter genuino de nuestra compañía ha tenido una gran acogida entre nuestra plantilla.

Premio Misión Familia: Familia Pompas

“Queremos hacer presente en nuestro blog el niño que todos llevamos dentro”

Conocida por sus miles de seguidores en redes sociales como la “Familia Pompas”, el matrimonio formado por Pachu Gutiérrez, Rubén Cabrera y sus cinco hijos descubrió que no podía esconderse “detrás de la foto de su perfil”.  Son una auténtica familia 2.0, que se muestra tal cual es a través de su blog y su cuenta de Instagram, y desde allí cuentan sus planes familiares con una visión divertida, serena y optimista.

¿Por qué “Familia Pompas” y el hashstag #MomentosPompas?

José Ángel Agejas, asesor editorial de Misión, entregó el Premio.

Todo empezó por la tienda que tengo en Internet que se llama Pompas de Elefante y es de diseño y creación, hecho todo por mí: las tarjetas, el empaquetamiento, la costura… El nombre lo decidimos en familia, niños incluidos.

Queremos hacer presente en nuestro blog el niño que todos llevamos dentro, así como a nuestros hijos, porque es un perfil familiar. “Pompas” significa que no hay niño al que no le gusten las pompas; quien no ha tenido un pompero no ha tenido infancia.

Y lo de “elefante”, que es el perfil de la tienda online, es porque usamos mucho un elefante volando que, resulta, que es Dumbo. Si preguntas por un animal de Disney que sea mono, aunque dé un poco de pena, ese es Dumbo. Nos hemos fijado en ese sueño de querer volar… Y de ahí el hashtag #MomentosPompas.

¿Cómo surge esta idea de ser familia Instagramer?

Me gusta tener relación de tú a tú con mis clientes. Y es en esta relación en la que empiezan a surgir conversaciones en las que la gente nos pide consejo, personas con o sin hijos que están agobiados y se desahogan…

Y no es que seamos expertos en dar consejos, pero cuando te piden ayuda, tienes que responder. Y así, desde el año pasado más o menos. Veíamos que si subíamos una foto con nuestros niños de espaldas tenía mucho tirón en Instagram, además, a veces acompañamos la foto con una cita que suscita una reflexión u oración.

Y tuvimos claro enseguida que teníamos que hacer apostolado de escuchar y acompañar a la gente a través de las redes. Recuerdo la historia de una mujer que me escribió agobiada porque su marido estaba dejando de creer.

Una foto en nuestro perfil, en la que hablábamos de una ruta por un santuario, le inspiró para hacer el mismo viaje con su familia. Ahora él va a misa diaria. Las redes sociales son muy buenas si las usas bien.

¿Para qué son buenas?

Se puede conocer gente maravillosa. Así nos ha pasado: hemos conocido en las redes a grandes amigos. Además, ocurre una cosa: existe la realidad 1.0, que es la real, la de ir al supermercado, al colegio… y en todo esto puedes dar tu testimonio de vida.

Pero también tenemos la vida 2.0, que también hay que vivirla, no hay que esconderse detrás un perfil. En la 2.0 también se puede dar testimonio y dar ejemplo.

¿Qué oportunidades os dan las redes sociales para dar testimonio de fe y de familia?

Al mostrarnos como familia, con nuestra imperfección, permitimos que la gente entre en nuestra vida para poder hablar.

Las catequesis no están solo en las iglesias, hay que salir al mundo, a las redes sociales. Lo que llamamos ser “santuarios vivos”: tenemos la gracia porque recibimos a Cristo en los sacramentos y por eso somos un instrumento de Dios.

Ser un santuario vivo es que Dios pueda usarte en tu trabajo, en tu día a día.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta