Agua mineral: salud embotellada

 

Beber agua y mantenernos hidratados es fundamental para nuestra salud. Una opción para lograrlo, especialmente en las regiones donde no es aconsejable beber agua del grifo, es el agua embotellada. ¿Pero son todas las aguas embotelladas iguales? ¿Qué marca elijo? ¿En qué debo fijarme a la hora de escoger una u otra?

 

Por Marta Peñalver

Asesoría: Irene Zafra, Secretaria General de ANEABE (Asociación Nacional de Empresas de Agua de Bebida Envasada)

Agua mineral: salud embotellada

En España existe una gran diversidad de aguas minerales. De hecho, hay más de 100 marcas reconocidas por nuestras autoridades. Cada una de ellas es única, porque cuenta con una composición distinta a las demás, que se mantiene constante en el tiempo. Todas ellas pueden agruparse en tres grandes categorías: aguas minerales naturales, que son de origen subterráneo, protegidas contra los riesgos de contaminación, bacteriológicamente sanas y que se recolectan directamente en el subsuelo. Constituyen casi la totalidad de las aguas que se comercializan en España (96 por ciento). También están las aguas de manantial: aquellas aguas potables de origen subterráneo que emergen espontáneamente a la superficie de la tierra, donde se capta y embotella; y finalmente las aguas preparadas, de menor calidad, que han sido sometidas a tratamientos fisicoquímicos para cumplir los requisitos sanitarios para las aguas potables de consumo público.

Botella-de-agua

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta