Así trabaja Red Madre: Ser madre es un regalo, lo demás viene por añadidura

74
Voluntarias_red_madre_revista_misión
De izquierda a derecha las voluntarias Paloma Díez del Corral, Manoli Sánchez, Joana Nogueira y susana Bolós.

Así trabaja Red Madre: Ante un embarazo imprevisto, no hay que permitir que la falta de recursos económicos genere ansiedad en las madres o en su entorno. Si una madre que conoces está en esta situación, la Fundación Red Madre está lista para brindarle la ayuda que necesita.

Por Vannessa Arismendi
Fotografía: Dani García
No estás sola
“Cuando las madres acuden a Red Madre, una trabajadora social evalúa su situación. Según sus necesidades, autoriza la entrega de enseres, ropa para el bebé, leche… y si le hace falta algo más, lo comunica a la responsable de recursos para que la ayude a conseguirlo”, explica Joana Nogueira, vicepresidenta de la Fundación. Además de proporcionar ayuda material, Red Madre también brinda asesoría psicológica y legal a las madres, alojamiento en casas de acogida de emergencia y apoya la búsqueda de empleo o de guardería.
Voluntaria_red_madre_revista_misión
La voluntaria Manoli Sánchez prepara la ropa de bebé en el almacén de Red Madre en Madrid
Almacén de esperanza
Gracias a un convenio firmado con el Banco de Alimentos, la Fundación recibe cada mes un donativo de casi seis palés de alimentos infantiles. El día que llegan a Red Madre, todos los voluntarios están presentes para organizar los almacenes y preparar kits de comida, que luego son distribuidos entre las madres una vez al mes.
Integración laboral
El 80 por ciento de las madres que llegan a la Fundación están poco formadas. Por tanto, para que salgan del círculo de exclusión social, necesitan conseguir trabajo. Red Madre está preparando un proyecto laboral en colaboración con las fundaciones con las que ya trabajan (como Integra, Senara y Diversia), para derivar estos casos y ayudar a las madres a integrarse en el mercado laboral.
Voluntaria_red_madre_revista_misión
Joana Nogueira, vicepresidenra de Red Madre, hace entrega de enseres a una pareja de padres primerizos
Humanizar la entrega
A los centros llega mucha ropa de bebé en buen estado. Hay incluso prendas nuevas que aún tienen las etiquetas. Los voluntarios se encargan de organizarla en el almacén y clasificarla de 0 a 24 meses. Con un trato cercano y afectuoso, los voluntarios ayudan a personalizar las entregas de canastillas, cunas, carritos, pañales, ropa o leche. “Entregamos las cosas a las madres entre gestos de cariño. Les preguntamos cómo están, y creamos así un vínculo emocional con ellas”, explica Nogueira.
Los voluntarios
Solo en Madrid, Red Madre cuenta con una decena de voluntarios en el almacén y en la atención a las madres. Fuera de sus instalaciones, más de 60 voluntarios prestan servicios de lavandería, preparan la ropa de bebé o hacen labores de transporte para recoger donativos de personas que no pueden desplazarse hasta los centros. Otros voluntarios acuden a colegios y universidades para explicar a los jóvenes cómo actuar ante un embarazo inesperado, y visitan mercadillos solidarios, centros comerciales o ferias para difundir el trabajo de Red Madre, entregando pulseras o trípticos informativos. Los niños, bajo supervisión, también pueden ser voluntarios, ayudando en la organización del almacén el día que llega el donativo del Banco de Alimentos.
Más información
ww.redmadre.es
Teléfono: 918 333 218
email: asistencia24@redmadre.es o info@redmadre.es
instagram: @fundacion_redmadre
¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa
Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta