Belleza: Piel madura, piel sana

231

Si ya has cumplido los 40, seguramente has empezado a notar los efectos del paso del tiempo en tu piel. No te preocupes: si sigues estos consejos, podrás lucir una piel sana y tersa durante más tiempo.

Por Marta Peñalver

 

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y ejerce diversas funciones: protege del entorno, contribuye a la regulación de la temperatura corporal y al balance de líquidos y de electrolitos, y proporciona los receptores para sensaciones como el tacto, el dolor o la presión.
La piel está formada por tres capas principales: la epidermis, la más super-ficial, contiene las células de la piel, el pigmento y las proteínas. La dermis, la capa intermedia, contiene los vasos sanguíneos, los nervios, los folículos pilosos y las glándulas sebáceas, y suministra nutrientes a la epidermis. La capa más profunda de la piel es la subcutánea, que contiene las glándulas sudoríparas, algunos de los folículos pilosos, los vasos sanguíneos y la grasa.
De todos los efectos que provoca el paso del tiempo en nuestro cuerpo, los que se producen en la piel son, sin duda, los más evidentes. Según la doctora Carmen Galera, dermatóloga de la clínica DermaForYou, “el envejecimiento natural de la piel comienza bas-tan-te pronto, a los 20 años aproximadamente, cuando empezamos a perder el ácido hialurónico”, aunque sus signos más característicos, como las arrugas, la flacidez o las manchas no suelen evidenciarse hasta, más o menos, los 35 años.
¿Cuáles son los signos más evidentes del envejecimiento de la piel?
Los signos del envejecimiento de la piel surgen paulatinamente y son fácilmente reconocibles. Las arrugas aparecen debido a que la epidermis disminuye la producción de células y la dermis se torna mas delgada y se pliega. Otro síntoma es la pérdida de firmeza y elasticidad debido a que se produce menos elastina y colágeno, que son los responsables de proporcionar flexibilidad y tersura a la piel. También suelen aparecer manchas, especialmente en las zonas que se han expuesto repetidamente al sol, y la piel se torna, además, excesivamente seca, lo que puede provocar picores y quemazón.
¿Cómo prevenir el envejecimiento prematuro?
El envejecimiento de la piel se produce por una conjunción de factores genéticos, ambientales y también por aquellos relacionados con la nutrición y la exposición al sol. Por ello, es muy importante cuidar nuestra alimentación y, como apunta Galera, “hidratar la piel y protegerla siempre de los rayos uva”.
Aunque la piel de cada persona tiene unas características distintas, Galera recomienda introducir algún cosmético antiedad en la rutina diaria a partir de los 30 años, aproximadamente.
Reafirma los tejidos, atenúa las arrugas, neutraliza los radicales libres y protege la piel del envejecimiento cutáneo. 
PVP 100 ml: 21,90 €.
Previene el envejecimiento de la piel y los signos de la edad, como las arrugas, la pérdida de firmeza y la pigmentación.
PVP 50 ml: 15,50 €.
Combaten el relajamiento cutáneo, reducen las arrugas, restauran la uniformidad de la piel y previenen la aparición de manchas.
PVP Jour/NUIT: 83,25 €/88,00 €.
Un complemento alimenticio ideal para mujeres a partir de los 45 que reafirma la piel, atenúa las arrugas y corrige los signos visibles del envejecimiento.
PVP: 29,95 €.

 

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta