4 Cambios necesarios en la educación en la era covid-19

60

Que la educación necesita un cambio es algo que pocos discuten. Buscar el bien integral del alumno es la clave…

Por Isis Barajas

Horarios adecuados:

Visús recalca que en el colegio se debe dar tiempo a desarrollar proyectos más globalizados. “Cambiar de actividad cada hora no funciona con los niños y, en el caso de los adolescentes, sabemos que su cerebro empieza a funcionar a las 9 o 9:30 de la mañana. No podemos ponerles las clases principales a las 8 de la mañana, porque si a esa hora ‘no molestan’ no es porque estén atendiendo, sino porque todavía están dormidos”.

Modelos de evaluación:

“Hay que ir más allá de la evaluación numérica o de poner cámaras de seguridad para que los alumnos no copien, porque estos modelos no acompañan la mejora de la persona”, señala Pellicer. Visús añade que la evaluación debe tener un momento inicial para saber dónde está el alumno, uno final para ver adónde hemos llegado y uno intermedio con carácter formativo que debe favorecer el aprendizaje: “La evaluación debe ser un GPS que permita ir recalculando la ruta para ayudar al alumno a llegar a la meta. En vez de penalizar, el error debe servir para aprender”.

Modificar los currículos:

Carmen Pellicer destaca que estos “son largos, obsoletos y repetitivos”. Se tratan muchos contenidos en un solo curso, sin tiempo suficiente para profundizar en ellos: “El alumno necesita comprender en profundidad, ordenar su cabeza para comprender, analizar, criticar, sintetizar, aplicar y crear”. “Nuestro currículo es una espiral”, añade Álex Visús, “se repiten los mismos contenidos en distintos cursos y lo más dramático es que tampoco lo aprenden. El alumno pierde el interés y deja de prestar atención”.

La figura del profesor:

Además de la formación en competencias digitales que hoy están tan en boga, Pellicer señala que “hay otras muchas tanto o más importantes”. Entre ellas, competencias en metodologías activas, en modos distintos de evaluación o en habilidades éticas para tener un compromiso moral con el bienestar de cada niño. “Los maestros tenemos la obligación de estar siempre formados, buscando mejores maneras de ayudar a los alumnos”, recalcó durante su intervención en el Learning Leaders Summit organizado por la fundación Trilema.
Puedes encontrar este artículo en el número 57 de la revista Misión.
¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratisy recibirás la revista cada tres meses en casa.
Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta.