Cine: Hospitalarios. Un documental de Jesús García sobre los enfermos que van a Lourdes

122
HOSPITALARIOS-fotograma

Mostrar la enfermedad con su crudeza, pero también con toda su dignidad, es una de las claves del documental Hospitalarios, que ha llegado a los cines de mano del periodista Jesús García. Su objetivo: mostrar el trabajo de la Hospitalidad de Lourdes.

Por Blanca Ruiz Antón

El documental Hospitalarios comenzó mucho antes de que se grabara la primera escena. “Era mayo de 2013 y fui al Santuario de Lourdes con la Hospitalidad, junto a la que entonces era mi novia y ahora es mi mujer. Ella es enfermera y supo disfrutarlo, pero a mí el mundo de la enfermedad me causaba rechazo. Sin embargo, allí descubrí una gran historia: los voluntarios que venían a bañar paralíticos, a darles de comer, a cambiarles el pañal, venían pagando, porque cada uno costea su viaje”, cuenta Jesús García, escritor y director del documental. Aquella historia implicaba a los enfermos, pero también a quienes les ayudan, que suele ser la cara de la moneda que menos se ve. “Me llamó la atención que los voluntarios me decían que no podían ponerle precio a esos días con los enfermos”, explica García a Misión. Así que, enamorado de lo que vio durante la primera peregrinación, decidió volver en mayo de 2014 con la Hospitalidad, y esta vez acompañado de su amigo Neno (Victoriano Rubio), quien posteriormente sería el guionista del documental, para “coger algún plano y algún testimonio, aunque sin una idea concreta”.

«Junto a un enfermo en silla de ruedas, los voluntarios encuentran una belleza que el mundo no les da; por eso reporten»

Los dos impulsores de Gospa Arts, la productora que está detrás de Hospitalarios, regresaron a Madrid con el material que habían recogido y, al visualizarlo, se dieron cuenta de que los testimonios que tenían entre manos eran “muy potentes”. Cuatro años después, tras superar muchas dificultades, el documental fue estrenado el pasado 17 de mayo.
Maestros de vida Este “no es un documental sobre peregrinaciones –explica García–. Habla de la dignidad humana más allá de las circunstancias, y saca a la superficie la belleza escondida en cada ser humano, también en la enfermedad”. Y esa es justamente la experiencia de los voluntarios, que al sentarse a charlar con un enfermo y escucharlo, se llevan una gran sorpresa: “Donde menos se lo esperan, en un enfermo postrado en cama o en silla de ruedas, encuentran una belleza que el mundo no les da: la que ha puesto Dios en el corazón humano. Por eso se enganchan y repiten”, asegura García. El desembarco de Hospitalarios en cines da visibilidad a cómo de la mano de la Hospitalidad la enfermedad se afronta con gran esperanza. Sin embargo, sus productores no quieren dar lecciones a nadie. “Los únicos que dan lecciones son los enfermos y los voluntarios, que son maestros de la vida”, concluye García.

 

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta