Compañías baby friendly

289
Revista Misión. Compañías baby friendly

Obligar al trabajador a elegir entre tener hijos o progresar en su carrera solo provoca estrés, pérdida de talento, baja productividad y desgaste familiar y personal. Por eso han nacido los sellos Baby Friendly, una iniciativa pionera que realza el valor de la paternidad e introduce un nuevo concepto de conciliación laboral.

Por José Antonio Méndez

“Nuestro nivel de natalidad es inasumible para una sociedad que aspire a ser próspera y competitiva. Y esto nos afecta directamente a las empresas, no solo porque dentro de pocos años contaremos con muchos menos trabajadores cualificados, sino porque la experiencia nos está enseñando que aquellas empresas en las que los trabajadores tienen que elegir entre tener hijos o mantener su empleo, al final se ven perjudicadas por una enorme fuga de talento (especialmente femenino), de experiencia y de empleados comprometidos y felices. Es hora de que las empresas aporten su grano de arena para que la gente pueda tener hijos”. Así de claro se explica Elena Gómez de Pozuelo, empresaria, presidenta de Womenalia, la Asociación Española de Economía Digital y de la red de empleo para mujeres, e impulsora principal de los recién lanzados sellos Baby Friendly Companies.
No apostar por la paternidad causa «fuga de talento, de experiencia y de empleados comprometidos»
Nueva cultura empresarial
Esta iniciativa innovadora, que ya cuenta con el respaldo de firmas como Seat, Siemens o Iberdrola, pretende generar “una nueva cultura empresarial que reconozca que la paternidad es algo positivo para el trabajador y para la empresa”, señala Gómez de Pozuelo.  Y lo argumenta con datos: “El 89 por ciento de las personas que trabajan no cambia de empresa para ganar más, sino para tener un en­tor­no laboral que dé importancia a sus prioridades y les ayude a conciliar la vida familiar. Porque conciliar no es llevarte trabajo a casa, o llevarte los niños al trabajo, sino permitir que cada ocupación tenga su espacio y su equilibrio”.
«Familia y empresa no pueden estar en lucha: eso desgarra a la persona, la gente huye y la empresa sale perjudicada»
Pérdida de talento
“En el caso de las mujeres –apunta Gómez de Pozuelo, que ha creado 10 startups de éxito, entre las que destaca Bebé de París, líder europea en comercio electrónico de regalos para recién nacido–, el 57 por ciento han renunciado a puestos para los que estaban bien preparadas, porque las exigencias eran incompatibles con tener hijos. Resignarse a que eso ocurra es asumir una pérdida de talento ilógica. Convertirse en empresa Baby Friendly es una solución para atraer y retener talento de personas de entre 25 y 45 años que quieren tener hijos”.

 

Los 3 sellos
La empresa puede elegir el sello Baby Friendly que se adapte a sus recursos:
Bronce: La empresa regala el libro Vamos a ser padres (Ed. Grijalbo) al anunciar el embarazo; se envía una completa canastilla personalizada tras el nacimiento; y se regala un mordedor pediátrico especial al volver al trabajo. Coste de entre 100 y 200 euros.
Plata: El programa Bronce más un kit de acceso a cursos online de formación para padres, videos y recursos de Gestionando Hijos. Con el primer año del hijo, un lote de 5 libros de desarrollo infantil: sonidos, colores, etc. Coste de entre 200 y 400 euros.
Oro: Todo el programa Plata más una tarjeta regalo que incluye distintos servicios, según el paquete que elija la empresa: desde talleres de primeros auxilios, asesoramiento en la lactancia y sueño infantil, hasta sesiones de coaching para padres y selección de niñera o cuidador infantil. Coste de entre 300 y 1.200 euros.
www.babyfriendlycompanies.com

 

Decálogo para una empresa Baby friendly. La empresa baby friendly se compromete a:

1. Ofrecer horarios razonables que permitan al empleado/a conciliar la vida familiar y profesional.
2. No discriminar a ningún trabajador/a por el hecho de ser padre/madre.
3. Transmitir apoyo y alegría por el anuncio de una futura paternidad. ¡Se celebra la vida! 4. Hace un obsequio al empleado/a en el momento del nacimiento del bebé.
5. Ofrecer información a sus empleados sobre sus trámites y derechos legales por paternidad o maternidad.
6. Ser flexible ante la realidad a la que se enfrenta cada empleado en su nueva situación parental.
7. Mostrar flexibilidad respecto a trámites con pediatras, urgencias médicas y reuniones escolares.
8. Apoyar su crecimiento laboral sin discriminar por sexo, especialmente a las mujeres que tengan hijos y quieran crecer en sus responsabilidades.
9. Respetar el tipo de baja que elijan sus empleados: maternal, paternal o compartida.
10. Innovar al ofrecer a los nuevos padres las herramientas para desarrollar y mejorar su función de padres.

 

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta