Empresas con valor: ElPozo Alimentación

¿Se puede crecer como empresa, cuidar a los empleados, dejar que ellos diseñen las mejoras laborales, aportar un beneficio a la sociedad y optimizar el trato al consumidor? Se puede. Y el caso de ElPozo Alimentación lo ratifica

Por Redacción Misión

Rechazar la búsqueda del lucro a toda costa y revertir en la sociedad parte de los beneficios obtenidos por la empresa es una apuesta que exige grandes dosis de valor. Por eso, a partir de este número, Misión quiere reconocer el arrojo de aquellas “empresas con valor” que en España trabajan para mejorar nuestra sociedad y las condiciones de sus empleados.
Para hincar el diente a esta nueva sección, nada mejor que ElPozo Alimentación, firma conocida por sus embutidos y cárnicos. La empresa murciana lleva años “invirtiendo numerosos recursos en aspectos relacionados con nutrición, salud, investigación y desarrollo, ayuda a los más desfavorecidos, educación, cultura, deporte o medio ambiente”, según explica María José Cánovas, responsable de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de ElPozo.
Con un añadido: los primeros beneficiados son sus propios trabajadores, que tienen a su alcance becas escolares, guardería, centro fitness, sucursal bancaria, tiendas, centro médico con asistencia 24 horas del día y un servicio de psicología gratuito y confidencial.
La filosofía de la empresa pasa por dar protagonismo y responsabilidad a los empleados, “para motivarlos y valorar sus iniciativas”, explica Cánovas. Un buen exponente son los Grupos de Mejora: “En 10 años, más de 2.500 trabajadores han participado en estos grupos, verdaderos equipos de excelencia, integrados por trabaja­dores con experiencia que conocen nuestros procesos”, afirma.
Su objetivo es detectar oportunidades y proponer actuaciones que permitan “ganar en eficiencia, reducir costes y satisfacer mejor las necesidades de los clientes”. Un trabajo cooperativo que ha llevado a la firma a aplicar, a instancias de sus empleados, más de 1.400 acciones desde 2006.
Otro de los compromisos que ElPozo ha asumido con los cerca de 4.000 trabajadores de su plantilla son los Programas de Bienestar, que promueven “hábitos saludables y posturales, para que los trabajadores podamos tener mayor calidad de vida, dentro y fuera del horario laboral”, explica María José Cánovas.
Más de mil quinien­tos emple­ados han pasado ya por estos talleres, que se imparten en horario laboral y que enseñan a minimizar las habituales tensiones musculares y los frecuentes problemas en cuello, hombros, lumbares, muñecas y pies, con pautas adaptadas a cada empleado.
Además, ElPozo colabora con entidades como RedMadre, Proyecto Hombre o la Asociación Española Contra el Cáncer, y patrocina el Año Jubilar de Caravaca de la Cruz. Porque, como concluye Cánovas, el secreto para que la RSC “tenga un efecto positivo en el consumidor, en los trabajadores, en los clientes y en los accionistas es desarrollar acciones efectivas, y no tanto efectistas, que respondan a un compromiso social”.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta