El último número

Acabo de leer el último número de Misión y lo menos que puedo hacer es enviarles mi felicitación. Hace unos años que recibo la revista y, por ello, he asistido a un notable enriquecimiento de la misma. Ha ganado y va ganando mucho, y siempre el último número, me parece el mejor: los temas, la presentación, la variedad y el buen criterio de los artículos. ¡Animaos!, que merece la pena.
J. Escapa