Más de mil cien personas murieron el año pasado en accidentes de tráfico en España. Para luchar contra esta lacra, Línea Directa, empresa líder en el sector de los seguros, ha puesto en marcha un potente programa destinado a potenciar la seguridad vial.

Por Redacción Misión

Bajo el lema “Por la Seguridad Vial. Aquí y Ahora”, la Fundación Línea Directa realiza cada año distintas acciones enfocadas a fomentar hábitos de conducción segura, con el objetivo de reducir el número de accidentes en carretera en España. Unos accidentes que en 2016 se cobraron la vida de 1.160 personas y que dejaron 5.067 heridos, según datos de la DGT.
Entre las acciones de la Fundación Línea Directa destaca el Premio Emprendedores y Seguridad Vial, que reconoce el esfuerzo de quienes trabajan por reducir los siniestros en carretera. El jurado valora el carácter innovador y la viabilidad económica y tecnológica de las propuestas, y los ganadores reciben 20.000euros.
Francisco Valencia, director de la Fundación Línea Directa, afirma que esta iniciativa “nació para alcanzar un sueño: acabar con las muertes en carretera en nuestro país”, y asegura que “es fundamental que las instituciones, fundaciones y asociaciones de víctimas trabajemos unidas para hacer seguras nuestras carreteras”.
La Fundación Línea Directa cuenta también con un potente programa de investigación, que realiza cada año importantes estudios e informes sobre prevención de accidentes. En ellos recogen datos científicos y estadísticas de siniestralidad, e incorporan la percepción de la sociedad española sobre claves en seguridad vial como, por ejemplo, la normativa vigente o los hábitos al volante.
Esto dota a los estudios de Línea Directa de una perspectiva y un enfoque sociológico únicos, que en 2016 les permitió abordar cuestiones como la influencia de las drogas y el alcohol en los accidentes, la efectividad de las sanciones de tráfico o las aptitudes al volante de los mayores de 65 años.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta