UFV: Rectificar es de sabios.

45

¿Te has equivocado de carrera? ¿Buscas un cambio de rumbo, pero no sabes cómo reconducir tu futuro? No te preocupes, la UFV, puntera en ayudar a los alumnos que cambian de carrera o de universidad, tiene nuevos planes para ti.

Por Marta Peñalver

Natalia Toscano y Mónica Vivar estudiaban Diseño de Moda en Madrid, pero ninguna sentía que estaba en el sitio adecuado. “No estaba contenta en mi universidad, pero no sabía qué hacer”, explica Natalia. “Entonces vine a conocer la UFV y supe que esto era lo que estaba buscando”, cuenta. Ahí comenzó el proceso para cambiar de universidad.  “La respuesta de la UFV fue super cercana: me llamaban para ofrecerme su ayuda en todo momento y me dieron todas las facilidades para que pudiera continuar aquí mis estudios”.
Mónica pasó por una situación parecida.  “No me sentía a gusto en mi universidad, pero un giro tan radical me daba mucho miedo y no me atrevía a dar el paso”. Su madre la convenció para ir a la jornada de puertas abiertas de la UFV y tras conocer la Universidad no dudó en comenzar el traslado de expediente.  “El cambio me aterraba, pero ahora sé que sin duda mereció la pena”.
Para ambas, lo mejor de la UFV es el ambiente del campus, la cercanía de todos sus trabajadores y la gran oferta socio-cultural que, según cuentan a Misión, ofrece la UFV:  “Puedes practicar deporte, acudir a seminarios y formarte en campos que van mucho más allá de lo que estás estudiando”.
Marta Granda Campos, del departamento de Orientación e Información Universitaria de la UFV, explica a Misión que  “lo primero que hacemos es un estudio de convalidaciones que tiene que aprobar la Comunidad de Madrid, y después se pasa al proceso de admisión como nuevo alumno”.
La UFV es la única Universidad que no cobra por reconocer la convalidación de asignaturas, “ya que entendemos que un alumno que ha cursado una materia en otro centro no tiene por qué pagarnos a nosotros por ello”. El resultado es que “los alumnos que vienen de otras universidades nos valoran muchísimo, porque se dan cuenta de que lo que ofrece la UFV es muy difícil de superar”.
Por su experiencia, Mónica sabe que  “si reflexionas sobre lo que vas a hacer y das el paso con seguridad, las cosas salen bien”. Por su parte, Natalia recomienda que  “si alguien no está a gusto con sus estudios se plantee que quizá el problema no está en ellos, y que en otra universidad encajarían mejor”.  Y añade:  “Los años de universidad son para vivirlos al máximo y el miedo a los cambios no te debe impedir exprimir esta etapa tan enriquecedora”.

 

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta