Hombre-echandose-crema

No es una mera cuestión de coquetería ni resta masculinidad: la piel es el órgano más grande del cuerpo y, en demasiadas ocasiones, el menos cuidado entre los hombres. Sin embargo, los expertos recuerdan la importancia de mantener la piel a punto porque es mucho más que “una buena tarjeta de presentación”.

Por Blanca Ruiz Antón

Aunque el cuidado de la piel ha sido siempre más frecuente entre las mujeres, cada vez son más los hombres que toman conciencia de la importancia de mimarla. Y no es para menos, pues como explica José Domingo Domínguez, profesor de Dermatología de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV), “una piel sana es signo de salud y una buena tarjeta de presentación ante los demás”.
El cuidado de la piel masculina requiere conocer sus características, pues, como precisa el experto, no es igual que la piel de la mujer ni valen siempre los mismos productos: “La piel masculina tiene mayor influencia hormonal por el predominio de los andrógenos; es más gruesa, tiene más colágeno y elastina, más folículos pilosos y mayor secreción de sebo”, señala. Estas características hacen que la piel masculina “envejezca más tardíamente y parezca menos seca o apagada”, apunta Domínguez.
No solo estética
Aunque el experto en Dermatología recuerda que “más de un tercio de los varones no cuida su piel de una forma rutinaria”, hacerlo es fundamental para evitar irritaciones, eccemas, enfermedades cutáneas e incluso cáncer de piel. El primer paso para hacerlo es protegerse bien frente a la radiación solar: “Está demostrado que el carcinoma espinocelular, uno de los más frecuentes en la piel, es más frecuente entre los hombres, probablemente por el descuido en las medidas de fotoprotección”.

Lo ideal es cuidar la piel a diario: higiene adecuada, cremas emolientes y cremas protectoras frente al sol

Por eso, Domínguez insiste en que “lo ideal es cuidar la piel a diario: higiene adecuada, aunque no excesiva, cremas emolientes, y cremas protectoras frente al sol”.  Y recomienda elegir una buena crema tras el afeitado, que sea poco grasa y altamente hidratante.
Los mejores productos
Los productos de dermocosmética masculina para limpieza, hidratación y prevención del envejecimiento, conocidos como antiaging, suelen adaptarse a las características de la piel del varón, por lo que predominan los geles o cremas oil-free, que llevan menos grasas y que dejan menos brillo. También conviene optar por aquellos que son “ricos en ácido retinoico y retinol, ácido glicólico y otros alfahidroxiácidos, antioxidantes y despigmentantes”, que previenen el desgaste de la piel en el contorno de ojos o en las manos.
Domínguez concluye que “la hidratación diaria contribuye a la función básica de nuestra piel: ser barrera entre el organismo y el exterior. Una piel sana ayuda a evitar el eccema xerodérmico, frecuente entre los mayores, y facilita la acción de los tratamientos contra enfermedades cutáneas como la psoriasis o la dermatitis atópica”.