Mascarillas Béjar: creatividad en tiempos de crisis

52
mascarillas béjar

Tras 25 años de existencia en Béjar, Salamanca, Fibras Textiles Sánchez, especializada en textiles para el hogar, estaba al borde del cierre. A mediados de febrero, sus dueños empezaron a pensar en fabricar mascarillas. 

Por Belén Huertas
La aspiración inicial de los dueños era reflotar la fábrica y poder mantener a sus seis empleados. Así nació Mascarillas Béjar. Los trabajadores, con fuerte arraigo en la empresa, se identificaron con el proyecto, afrontando muchas dificultades. Para empezar, la compra de tejidos específicos en pleno auge de demanda mundial y con el bloqueo de exportaciones por parte del principal abastecedor: China.También, la importación de nueva maquinaria desde el extranjero, que conllevaba además el esfuerzo de aprendizaje por parte de la plantilla. 
Otro gran desafío fue la gestión de la tienda online, así como el envío a los domicilios en medio de las restricciones impuestas por el confinamiento. Textiles Sánchez no solo ha subsistido en medio de las dificultades añadidas a raíz de la pandemia, sino que ha creado más de 60 puestos de trabajo. Ahora, gran parte de la población de Béjar se beneficia directa o indirectamente de su crecimiento. Alberto Sánchez, su CEO, resume el vuelco que la empresa ha dado en estos meses destacando el mejor de los resultados de Mascarillas Béjar: “Generar empleo en el momento en que más falta hacía”. 

                                                   PROMOVER LA MARCA ESPAÑA                                                        Mascarillas Béjar ha buscado a cuatro grandes de la moda española para su nuevo lanzamiento. Modesto Lomba (de Devota & Lomba), Ion Fiz, Ana Locking y Roberto Torretta han estampado sus creaciones en la mascarilla Nan300. El nombre viene de la nanotecnología, ciencia aplicada que ha intervenido en el proceso de fabricación. Información y tienda online: www.mascarillasbejar.shop 

Puedes encontrar este artículo en el número 57 de la revista Misión.
¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratisy recibirás la revista cada tres meses en casa.
Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta.