6ª Edición Premios Misión a la Familia. Institución.

«Con Cristo, la vida cotidiana de la familia es mucho mejor»

Las delegaciones de pastoral familiar de toda España están echando el resto en acompañar a las familias. La de Toledo, Premio Institución, es uno de los mejores exponentes.

Por Redacción Misión

Más de veinte proyectos de oración en familia, asistencia material y anímica a madres con problemas, cuidado del matrimonio, orientación familiar, formación pedagógica para los padres, acompañamiento a separados, y actividades infantiles y juveniles conforman el catálogo que la Delegación de Familia del arzobispado de Toledo pone sobre la mesa con un objetivo claro: “Que ayudar a las familias desde la Iglesia no sea un eslogan”. Así lo afirmó el arzobispo de Toledo, monseñor Braulio Rodríguez, al recoger el Premio Institución. El delegado de Familia y Vida, Miguel Garrigós, desarrolló esta idea para Misión.
¿Qué ha movido a la archidiócesis a potenciar tanto la pastoral familiar?
El convencimiento de que la Iglesia quiere hacer presente a Dios en las familias para hacerlo presente en la sociedad. Por eso, nuestra pastoral familiar es transversal: toca la catequesis, Cáritas, los grupos de oración…
O sea, que el núcleo no es la actividad asistencial, sino la evangelización…

«Tenemos la experiencia de que solo Jesucristo llena de felicidad verdadera a las familias»

Exacto. Lo central es facilitar el encuentro con Jesucristo. En la Delegación –empezando por nuestro arzobispo, que se implica en todo lo que hacemos– trabajan sobre todo laicos, familias y algunos sacerdotes. Y todos estamos convencidos, porque tenemos experiencia de ello, de que Jesucristo es el único que puede llenar de felicidad verdadera a las familias, colmar cada corazón, sanar el alma de quienes han fracasado en una relación…
De ahí que nuestro mayor empeño sea anunciar a Jesucristo, vivo y resucitado, e intentar que cada persona, y cada familia, tenga un verdadero encuentro con Él y aprenda a vivir la vida cotidiana con su ayuda, porque, entonces, todo será distinto, todo será mucho mejor.

PREMIO ESPECIAL: ENCUENTRO MATRIMONIAL

«Relaciones de ‘usar y tirar’, no gracias».

Hace cuarenta años tuvo lugar el primer Fin de Semana de Encuentro Matrimonial (EM). Hoy, sus participantes siguen declarando que estar casado y ser feliz es posible.

¿Qué significan estos cuarenta años de Encuentro Matrimonial (EM)?
Es el momento de renovar nuestro carisma y nuestro deseo de seguir acompañando a casados y a consagrados para que no se cansen de mantener viva su vocación. Celebramos que se puede ser feliz amando y recordamos a las primeras parejas de matrimonios y a los sacerdotes que sembraron lo que hoy es este movimiento.
¿Es posible estar “felizmente casados”?
¡Por supuesto! Lo que pasa es que no es tarea fácil; hay que trabajarlo cada día y tener presente que el matrimonio es cosa de tres, ya que Dios nos da la fuerza cuando flaqueamos.
¿Cuáles son las principales claves de un matrimonio feliz?
Escucha, acogida, perdón y oración. Nuestro estilo de vida es dialogante. Y esto es lo que transmitimos en el em. Trabajamos el encuentro con uno mismo, con el otro y con Dios y, todo ello, siguiendo el mandato de Jesús: “Amaos como Yo os he amado”.

«Celebramos que se puede ser feliz amando»

¿El EM ha cambiado muchas vidas?
Recuerdo a una pareja que llevaba años conviviendo, y que, tras participar en el Fin de Semana, se acercó a decirnos: “Acabamos de poner fecha de boda porque ahora sí hemos entendido qué significa casarse por la Iglesia”. Muchas personas están viviendo relaciones de “usar y tirar, y de estas no, gracias”.
¿Cómo ayuda el EM a los no casados?
La vocación de sacerdotes y consagrados es la vida célibe; la de los esposos, la vida compartida, pero todos amamos y necesitamos ser amados. Todos vivimos en relación con alguien: con la pareja, la comunidad religiosa o la parroquia.
Para la celebración de estos cuarenta años, se ha publicado Vivir en relación y no morir en el intento (PPC Editorial, 2016), un libro que proporciona algunas de las claves para la vida matrimonial.

6ª EDICIÓN PREMIOS MISIÓN A LA FAMILIA

PREMIO PERSONA, ÁNGEL PINTADO

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta