Radio María: la radio capaz de parar suicidios

219

Radio María España celebra su 20 aniversario desbordante de júbilo. Y no es para menos, porque la emisora puede presumir de ser la única capaz de sobrevivir sin publicidad y, sobre todo, de cambiar vidas. Quienes están involucrados en este proyecto evangelizador saben que el mérito no es suyo, sino de su Jefa: la Virgen.

Por Isabel Andino

“Recuerdo el caso de una chica casada y con dos hijas que había tenido cierta educación cristiana pero que se había alejado de la Iglesia. En un momento en que la vida le sabía a poco, descubrió Radio María y empezó a oírla. Un día, de repente, escuchó:  ‘Cristo ha muerto por ti’.  Y en ese momento le tocó el corazón hasta el punto de que se fue a confesar y ha vuelto a la Iglesia”. La historia la cuenta para Misión Luis Fernando de Prada, sacerdote y director de Radio María España.
Una radio que cambia vidas
Casos como este abundan cada vez que se habla de Radio María, una emisora que en sus 20 años de andadura en España no solo ha suscitado múltiples conversiones, sino que también ha servido de consuelo y compañía a personas enfermas, solas, marginadas, encarceladas o en los últimos momentos de su vida. Ha llegado, incluso, a evitar suicidios y a parar abortos.

Radio María ha ayudado a muchos oyentes a dar sentido a su vida o a la enfermedad; ha suscitado conversiones y evitado suicidios

De hecho, enmarcada en la campaña “Celebra”, que la emisora ha puesto en marcha por su 20 aniversario, la exposición itinerante  “Una radio que cambia vidas”  recoge este año en 40 localidades españolas testimonios de oyentes que al escuchar Radio María han transformado sus vidas. Casos como, sin ir más lejos, el de la novia y la madre de la novia de uno de los jóvenes colaboradores de la emisora. “Esto lo llevamos viendo desde hace un montón de años, porque son muchas las personas que nos lo han contado”, explica de Prada.
Pequeños comienzos
Radio María llega a través de las ondas a personas que de otra forma no escucharían que Dios las ama y que su vida tiene un sentido. Un mensaje que Radio María España empezó a difundir, no desde un garaje, como en las épicas historias de casos de éxito, pero casi: desde unos pequeños locales de la parroquia de Santa María de la Dehesa, en el distrito madrileño de Cuatro  Vientos, no lejos de los estudios profesionales de su sede actual.
Corría enero de 1999 cuando la Radio de la Virgen inició oficialmente sus retransmisiones en España, que consistían solo en el rezo del Rosario, la Santa Misa y el programa  “Buenos días, María”. De aquellos comienzos se acuerda con todo detalle Toñi Rodríguez, una de las voluntarias más veteranas, que se enganchó ayudando primero en la programación y después en la capilla de la emisora, de la que se ocupa desde hace 18 años.

“Si hace 20 años me hubieran dicho que iba a tener la difusión por toda España y por el mundo que tiene hoy, hubiera pensado que era una locura”

“Fueron unos comienzos muy difíciles, porque no teníamos nada. Y yo lo mismo locutaba que hacía el control de soni­do, cogía la escoba o abría cartas de oyentes”, explica Toñi. Y confiesa:  “A la hora de hablar, no hablaba yo, sino Ella, que estaba detrás, empujándome. Si hace 20 años me hubieran dicho que iba a tener la difusión por toda España y por el mundo que tiene hoy, hubiera pensado que era una locura”.
Yolanda Gómez, directora de informativos, también recuerda aquella primera etapa. “Para mí ha sido un privilegio ver cómo ha ido creciendo esta radio que tanto bien hace. Es cosa de la Virgen, porque nosotros hacemos un poquito, pero cuando sale todo en antena a través de las ondas es Ella la que transforma los corazones”, asegura.
Radio María en el mundo
Es una convicción arraigada en todas las personas que de una u otra manera forman parte de esta emisora en España: detrás de esta radio está la Virgen María. Si no, sería inexplicable que Radio María, que no emite publicidad ni tiene patrocinadores, sufrague todos sus gastos solo con donativos de los oyentes, a pesar de que cada hora de emisión supone un coste de 405 euros, es decir, más de tres millones y medio de euros al año. Así se sostiene también en todo el mundo y desde sus orígenes –que se remontan a 1983, en Italia–, llegando hoy a 74 países con más de 80 emisoras.

El año pasado, gracias a donativos españoles, Radio María abrió en Angola y en Nazaret

Y aunque en cada país tiene iden­ti­dad propia, no pierde de vista su espíritu misionero. Una décima parte de los donativos que recibe cada país y de las campañas llama­das “Mariathon” se destina a abrir emisoras en los lugares más necesitados. El año pasado, gracias a donativos españoles, Radio María abrió en Angola y en Nazaret.
Programas para todos
Radio María España es propiedad de la Asociación Radio María, compuesta por seglares y sacerdotes, y por tanto, no pertenece a la Iglesia, pero está a su servicio. No hay más que entrar en su web (www.radiomaria.es) para ver que entre sus 170 programas hay para todos los gustos: desde la Santa Misa, la Liturgia de las Horas o el Rosario, a programas dedicados a la familia, los jóvenes, los niños, la música, los santos, la vida consagrada…“También hay espacios sobre pastoral de la salud, para que los enfermos puedan dar un sentido a sus vidas desde la fe, o sobre los cristianos perseguidos, que nos acercan a la realidad de quienes no pueden vivir con libertad su credo”, explica Juan Manuel González, secretario de programación.
No faltan testimonios, entrevistas, espacios de arte, literatura, deporte, psicología, y, cómo no, información y retransmisiones en directo: viajes pontificios, eventos eclesiales…
Radio María está presente en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.  “Los últimos años, gracias a las redes sociales, llegamos cada vez más al público joven”,argumenta Juan Manuel. Siempre bajo la batuta de la Jefa, que sigue llevando a todos a su Hijo… incluso a través de las ondas.
1.200 voluntarios por toda España
La mayoría de voces que hay al otro lado de los micrófonos son de voluntarios. En Radio María España no llegan a 30 las personas que forman parte de la plantilla, y más de 1.200 voluntarios en todo el país trabajan dirigiendo programas o participando en ellos, en el área de administración o en la recepción. Incluso hay quienes, desde su propia casa, por medio de una centralita virtual, responden al teléfono para gestionar pedidos de programas o envíos de correspondencia. Además, son incontables los colaboradores que respaldan este imparable proyecto evangelizador con sus aportaciones económicas, y su oración, el sostén fundamental para Radio María.

 

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta