Bajo el manto de la Virgen: consagración de los niños a Jesús por manos de María

La Consagración a la Virgen según san Luis María Grignion de Montfort establece un vínculo afectivo muy estrecho con Jesús por medio de su Madre. Este método, adaptado también para los niños, puede convertirse en el punto de apoyo que los más pequeños necesitan para vivir su fe y, a la postre, alcanzar el Cielo.

Por Isabel Molina Estrada. Ilustración: María Olguín

Artículo publicado en la edición número 66 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

En estos tiempos en que la niñez está sufriendo fuertes amenazas contra su inocencia –los niños crecen en una cultura hipersexualizada, bombardeados por ideologías y saturados de pantallas que les mantienen entretenidos y distraídos–, una de las mejores maneras en que los padres pueden proteger a sus hijos de estos ataques, además de asegurarse de que reciban una buena catequesis y los sacramentos de iniciación cristiana, es guiarles para que se consagren a Jesús por manos de su Madre, la Virgen María.

El padre Carlos Werner, E.P., explica a Misión que la cultura moderna promueve en realidad dos tipos de aborto. Además de la matanza de nonatos con la que todos estamos familiarizados, hay otra matanza de inocentes muy perniciosa que se dirige contra los niños que logran sobrevivir al primer tipo de aborto: “Consiste en ‘abortar’ en ellos la gracia de Dios, en desterrarlo de sus corazones y, así, hacerles víctimas de la avalancha actual de orgullo e impureza”, advierte el sacerdote, Heraldo del Evangelio.

Pero existe un escudo protector: la consagración a la Virgen por manos de Jesús. Basta revisar la tradición católica y la vida de los santos para descubrir portentos de santidad, como el español san Manuel González, consagrados a la Virgen repetidas veces por su madre, y quien tuvo luego gran devoción eucarística y mariana. A lo largo de su ministerio sacerdotal, el padre Werner ha podido comprobar que muchos niños que se han consagrado, “a pesar de sufrir una especie de bullying espiritual en sus colegios, resisten heroicamente. Incluso llegan a ser referente para otros niños que, tras sufrir los primeros tropiezos de la vida, buscan a un verdadero amigo”.

El método monfortiano

En su libro Marian consecration for children. Bringing Mary to life in young hearts and minds (Consagración Mariana para Niños. Dando vida a María en los corazones y las mentes de los jóvenes; TAN books, 2018), la norteamericana Carrie Gress –más conocida en España por sus libros de Teología del Hogar– quiso adaptar para sus propios hijos el método de los 33 días de la consagración de san Luis María Grignion de Montfort. Este método está contenido originalmente en el Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María, uno de los libros católicos más difundidos en el mundo entero. Aunque fue escrito en el siglo XVIII, aún hoy es recibido con avidez por su sorprendente actualidad y su altísima teología.

Con exquisita amenidad y dulzura, Carrie Gress acerca a los más pequeños de la casa a su Madre del Cielo a través de historias de intervenciones marianas en la historia, vidas de santos (algunos de ellos niños), anécdotas extraídas de la literatura infantil y juvenil (C.S. Lewis, Hans Christian Andersen, L.M. Montgomery, J.R.R.Tolkien…) o pasajes de las Escrituras. Cada día de preparación contiene una amena historia, preguntas para la reflexión, un “sabías que…” con datos curiosos e iluminadores para crecer en la vida espiritual, y unas oraciones propias para cada día.

“La Virgen cuida con predilección a los niños que se han puesto en sus manos”

P. Carlos Werner

¿Pero en qué consiste el método monfortiano? El padre Werner indica que su esencia es la renovación de las promesas bautismales teniendo a la Virgen María como garante: “El niño que ha adquirido el uso de razón asegura que será fiel a sus promesas bautismales de rechazar al demonio, al mundo y a la carne, y de amar a Dios sobre todas las cosas”.

Una sencilla catequesis

Pero no hace falta tener el libro de Gress u otro similar para realizar la consagración. Cualquier padre o madre familiarizados con este método podrían adaptar el itinerario para sus hijos. “Bastaría darles una catequesis sencilla a los niños para que pudieran consagrarse”, asegura Werner. “Se les puede explicar lo que prometieron en el bautismo por boca de padres y padrinos, lo bella que es su fe, y la obediencia que supone, y que con la consagración ellos van a renovar sus votos bautismales teniendo a la Virgen por protectora y apoyo firme”, añade.

Tanto Gress como Werner explican que luego, en la medida que los niños vayan creciendo, podrán ir renovando su consagración y profundizando en su conocimiento de la Santísima Virgen y del papel esencial que desempeña para acercarles a Jesús.

Hijos predilectos

Quienes han seguido este método adaptado para niños aseguran que los pequeños que se consagran a la Virgen experimentan su protección especial y obtienen gracias inimaginables. Aunque Ella ama inmensamente a todos sus hijos, es María quien más en serio se toma la consagración: “Va a tener por ese niño una especial predilección y a cuidarlo, precisamente porque él se ha puesto en sus manos”, asegura Werner. Y concluye: “En mi experiencia como sacerdote he visto que los niños que se consagran, aunque atraviesen momentos oscuros o luego tengan percances en su vida, en determinado momento la Virgen, que siempre espera detrás de una curva, les sale al paso y su vida se ilumina. ¡He visto grandes conversiones!”.

A Jesús por María.

Hay quienes piensan que no haría falta consagrarse a la Virgen si ya están consagrados a Jesucristo por el bautismo o a su Sagrado Corazón. Sin embargo, Jesús no compite con su Madre, al contrario, Él quiere esta devoción. El padre Carlos Werner indica que ir a Jesús por su Madre es el camino que Él mismo ha dispuesto: “A Ella le pedimos la compañía y el amparo materno para no traicionar a Jesús, y para ser verdaderamente sus soldados”. Y añade: “Jesucristo tiene un papel central en esta consagración: toda devoción verdadera a la Virgen es cristológica: comienza y termina en su Hijo”.

Elige tu fecha de consagración

La consagración se hace en una fiesta mariana. Elige tu fecha y descuenta 33 días para iniciar tu preparación. Te sugerimos algunas fiestas. ¡Ten en cuenta que la que elijas se convertirá en una fiesta especial para ti (como ya lo son tu cumpleaños y tu santo)! Carrie Gress comenta en su libro Consagración mariana que ella ha visto que la fecha elegida marca un hito en nuestra vida espiritual: “Dios nos revela pequeñas claves de su voluntad para nuestra vida en estas fechas y fiestas”, asegura la autora. Además, aquí puedes descargar la oración de la consagración para niños.

Fecha de la consagración Fecha para comenzar la preparación Día de fiesta mariano
 1 de Enero28 NoviembreSanta María Madre de Dios.
 24 de Enero22 DiciembreMaría, Reina de la Paz.
2 de Febrero31 DiciembrePresentación del Niño Jesús en el Templo. Virgen de la Candelaria
11 de Febrero9 EneroNuestra Señora de Lourdes.
25 de Marzo20 FebreroAnunciación del Ángel a María.
8 de Mayo6 AbrilNuestra Señora de Lujan.
13 de Mayo11 AbrilNuestra Señora de Fátima.
24 de Mayo21 AbrilMaría, auxilio de los cristianos.
Mayo-JuniovariableMaría, Madre de la Iglesia. Día siguiente a Pentecostés.
Sábado de Junio o JuliovariableCorazón Inmaculado de María Día siguiente a la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús.
9 de Julio 6 JunioNuestra Señora de Itati. Corrientes.
16 de Julio13 JunioNuestra Señora del Carmen.
15 de Agosto13 JulioAsunción de María a los cielos
22 de Agosto20 JulioMaría Reina.
8 de Septiembre6 AgostoNatividad de la Virgen María
15 de Septiembre13 AgostoNuestra Señora de los Dolores.
24 de Septiembre22 AgostoNuestra Señora de la Merced,
25 de Septiembre23 AgostoMaría del Rosario de San Nicolás.
7 de Octubre4 SeptiembreVirgen del Rosario.
7 de Noviembre5 OctubreMaría Mediadora de todas las gracias.
21 de Noviembre19 OctubrePresentación de María Niña en el Templo.
27 de Noviembre25 OctubreNuestra Señora de la Medalla Milagrosa.
8 de Diciembre5 NoviembreInmaculada Concepción
12 de Diciembre9 NoviembreNuestra Señora de Guadalupe.

4 virtudes a imitar en María
Los niños que se consagran a la Virgen emprenden una vía de imitación de sus virtudes. El padre Carlos Werner aconseja 4 de ellas esenciales hoy.
1- El espíritu religioso. Es la primera virtud a imitar en María. Consiste en que aprendan a vivir en espíritu de profunda oración, a tener una noción clara de que cuentan con la paternidad amorosa de Dios, la redención amorosa de Jesucristo y el vínculo que el Espíritu Santo quiere establecer con su alma, tal y como hizo la Virgen.
2- La caridad. Consiste en aprender, como Ella, a cumplir el primer mandamiento: “Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”. Ella siempre lo vivió en su cumbre más alta.
3- La humildad. La Virgen permaneció siempre totalmente vaciada de sí misma para que Dios fuera todo en Ella. Por eso fue y es “la llena de gracia”, la llena del Espíritu Santo, y Jesús quiere que los niños logren imitar esta virtud de su Madre.
4- La castidad. Es una de las virtudes que más les acercarán a la Virgen y, por el contrario, la impureza es uno de los vicios que más pueden separarles de Ella. A la vez, María intercede para que los niños vivan bien esta virtud.

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTICULOS DE INTERÉS

ARTICULOS DE INTERÉS

ÚLTIMA EDICIÓN

DICIEMBRE 2022, ENERO, FEBRERO 2023

DICIEMBRE 2022, ENERO, FEBRERO 2023