Daniel Sada: “Misión regala esperanza en el ser humano”

3

Recuerdo como si fuera ayer el día que conocí el proyecto de una nueva revista que pretendía transmitir los valores cristianos a través de temas de actualidad. Han pasado 10 años y muchos reportajes, entrevistas y artículos de opinión que han conseguido situar a Misión como una revista diferente, competitiva, positiva y alegre, que mejora con cada número y que llega cada mes a numerosos hogares

 

Por Daniel Sada
Rector de la Universidad Francisco de Vitoria

Su secreto no es otro que abordar los temas de actualidad de una manera cercana dando argumentos sencillos para que esas familias cristianas podamos entender mejor la belleza de aquello en lo que creemos y podamos vivirlo y proponerlo a los demás con todo el atractivo y la fuerza que tiene. Porque todos tenemos una misión que es hacer de este un mundo mejor.

Nosotros, como universidad, también tenemos una misión. Tenemos la responsabilidad de formar a los alumnos para la vida (no solo para la vida profesional), y como universidad católica lo hacemos preocupándonos no solo de la formación técnica, sino también de que la formación integral que les ofrecemos tenga el valor diferencial que se le presupone a una universidad católica: la luz de los valores del Evangelio, que no en vano son los que han construido la civilización occidental.

“El secreto de Misión es dar argumentos sencillos para que las familias cristianas podamos entender mejor la belleza de lo que creemos y podamos vivirlo y proponerlo a los demás”

Desde esa luz, queremos despertar en nuestros alumnos y en la sociedad, como la revista lo quiere hacer en sus lectores, el deseo de poner en juego los talentos de cada uno para conocer el mundo y ayudar a mejorarlo.

Por eso para nosotros ha sido un privilegio durante estos 10 años de la revista participar en su consejo editorial y aportar profesores expertos que contribuyan con su rigor y conocimientos en algunos de los reportajes que se abordan en cada número y en la elaboración de sus contenidos, que son el altavoz para mostrar a las familias lo que somos y lo que hacemos.

Este año, además, es también muy especial para nosotros porque la Universidad Francisco de Vitoria cumple 25 años, unos años en los que hemos crecido como una gran familia, la comunidad educativa, formada por alumnos, antiguos alumnos, profesores y personal de administración y servicios que ponemos cada día nuestro sentido, ilusión, esfuerzo y trabajo al servicio de cada alumno de manera individual.

No quiero dejar de felicitar a la revista Misión y a todo su equipo por estos primeros 10 años. La labor que hace la revista es incomparable. Y el futuro que le espera no puede ser más promisorio, porque la revista regala lo que la sociedad cada vez necesita más: esperanza en el ser humano tal como ha sido pensado por Dios y conciencia de que merece la pena trabajar por los valores que fundamentan todo ello.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta