encargaunamisa.com

Encargaunamisa.com: una ayuda esencial para llevar almas al cielo

La Fundación Logos crea www.encargaunamisa.com para ayudar a quien desea encargar una misa por una intención particular, pero no puede desplazarse de casa.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on linkedin

Por Vannessa Arismendi

Artículo publicado en la edición número 61 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

La Fundación Logos crea www.encargaunamisa.com para ayudar a quien desea encargar una misa por una intención particular, pero no puede desplazarse de casa.

Tradicionalmente, quienes deseaban encargar una misa por una intención particular tenían que dirigirse hasta su parroquia o a la iglesia más cercana. Por eso, conscientes de las dificultades de muchas personas para trasladarse, más aún durante la pandemia, la Fundación Logos, como fruto de su compromiso social y evangelizador, creó en 2020 la plataforma de Encarga una Misa.

“En cada Eucaristía se renueva el sacrificio redentor que ofreció Cristo en la cruz, que contribuye a un continuo crecimiento de la obra que Él, a través del Espíritu Santo, realiza en el mundo” , explica el sacerdote Pedro Olarte, Legionario de Cristo y colaborador de Encarga una Misa. Por ese motivo, la Iglesia asocia la Eucaristía a la salvación de las almas. 

Con www.encargaunamisa.com, la Fundación Logos –editora de la revista Misión– facilita que cualquier persona pueda aprovechar al máximo este regalo del Cielo y, solicitar el ofrecimiento de una celebración eucarística por medio de un clic o una llamada de teléfono.

“Ofrecer misas por una intención, y especialmente por el alma de los difuntos, es una manera no solo de recordarlos, sino también de ayudarles desde aquí a abreviar los sufrimientos en el purgatorio, a través de los cuales se purifican para ir al cielo”, recuerda el padre Olarte. 

La plataforma permite, siguiendo la Tradición de la Iglesia, encargar misas por una intención concreta, por un fallecido, un novenario, o una tanda de 30 misas gregorianas por un difunto. Cada petición conlleva un estipendio establecido según el criterio de la archidiócesis de Madrid, y es celebrada por un sacerdote de la Congregación de los Legionarios de Cristo.

Así, este estipendio, que se aporta como donativo, ayuda al sostenimiento de los sacerdotes de la Congregación en todo el mundo:  “Es imposible comprar el sacrificio de Cristo en la Eucaristía. La misa es un don gratuito, por eso el estipendio es un donativo.

Tiene la función simbólica y pedagógica de recordar el inmenso valor de la Eucaristía, y además, al ser un acto de generosidad, ayuda a quien lo entrega, que crecer en libertad frente al dinero; a quien lo recibe, que se ve aliviado en sus necesidades materiales; y a la persona o intención por quien se ofrece”, explican desde la Fundación. 

“La eficacia del sacrificio eucarístico es mucho mayor que la de cualquier plegaria, pues en la misa están recogidos los méritos infinitos de Jesucristo”, añade el padre Olarte. Por eso, aunque la salvación queda solo y siempre en manos de Dios, la Iglesia enseña que podemos ayudar, con una misa, a que las almas lleguen al cielo.  

¿Qué son las misas gregorianas?

Son una iniciativa que surgió con el Papa san Gregorio Magno, tras recibir la revelación de un sacerdote en el purgatorio que pedía ofrecer misas por él. San Gregorio celebró 30 consecutivas por su salvación y, durante la última, recibió la revelación de que había entrado al cielo. 

 Artículo publicado en la edición número 61 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTICULOS DE INTERÉS

ARTICULOS DE INTERÉS

ÚLTIMA EDICIÓN

ÚLTIMA EDICIÓN

SEPTIEMBRE, OCTUBRE, NOVIEMBRE 2021

Lee la edición
Número 61

SEPTIEMBRE, OCTUBRE, NOVIEMBRE 2021

Lee la edición
Número 61

Rechazar todas las cookies