La capital donostiarra luce el título de Capital Europea de la Cultura 2016 con una apretada agenda de conciertos, exposiciones y actividades para toda la familia.

Por Leire MoneoFotografía: Javier Larrea y San Sebastián Turismo

 

Considerada por muchos la ciudad más elegante de España, San Sebastián presume este año de ser la Capital Europea de la Cultura 2016. Aunque sobran las razones para hacer de San Sebastián (Donostia, en euskera) la escapada turística perfecta para cualquier momento, este año la excusa es irrevocable, pues ofrece planes para toda la familia: exposiciones, talleres, festivales, espectáculos y actividades diseñadas con una gran participación ciudadana. ¿El objetivo? Que todos disfruten de la cultura en todas sus disciplinas, desde la arquitectura hasta la música, pasando por el cine, el arte, la gastronomía, las escapadas por la  naturaleza o las tradiciones vascas.
En el mes de septiembre, la ciudad muestra su cara más glamurosa y cine-mato-gráfica gracias al reconocido Festival Internacional de Cine de San Sebastián, que celebra su 64 edición del 16 al 24 de ese mes. El Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Y es en este marco donde tendrá lugar el estreno de Kalebegiak, una inédita película compuesta por doce historias, con San Sebastián como escenario, dirigida por cineastas de la talla de Julio Medem, Imanol Uribe o Gracia Querejeta.
Con las diferentes plazas de la ciudad como terreno de juego, durante todo el mes de septiembre, las familias pueden participar en Plaz & Play, una original reunión de juegos creativos, mentales, digitales y clásicos que reivindican la calle como espacio lúdico y el juego como ejercicio recreativo.
En octubre, la iniciativa Tratos propone una relectura desde una óptica contemporánea de la comedia cervantina Los tratos de Argel (1582) a cargo de un grupo de actores internacionales que ha vivido la experiencia de la inmigración en Europa.
La música tampoco falta, pues forma parte de la esencia de la ciudad debido a la importancia del Orfeón Donostiarra. El 13 de octubre, el 19 de noviembre y el 17 de diciembre constituyen buenas oportunidades para disfrutar de la música en directo en espacios urbanos inusuales, como la iglesia de Zorroaga o la estación de tren.
En San Sebastián se respira un aire puro y se fusiona lo urbano con la naturaleza. La pasión por el montañismo y el senderismo es innata en sus habitantes y, por eso, hasta el 30 de octubre, los visitantes pueden realizar alguna de las 32 etapas que se han puesto en marcha bajo el nombre de 2016 bidea, para recorrer los alrededores de la ciudad y llegar, incluso, hasta el sur de Francia y el resto del País Vasco y Navarra.
Más información: para saber más de este destino, vista la web www.sansebastianturismo.com. Para conocer más sobre la Capital Europea de la Cultura 2016 entra en la web www.dss2016.eu.
Visitas guiadas: Puedes reservar una visita guiada por la ciudad desde 10 € por persona. El recorrido parte desde la Oficina de Turismo de San Sebastián (Boulevard, 8) y tiene una duración aproximada de dos horas.
Cómo llegar: Renfe cuenta con ofertas especiales para llegar a San Sebastián desde 16,45 € por persona y trayecto. Más información en: www.renfe.com.
Alojamiento: La oferta es muy completa. Existen hoteles a pie de playa y apartamentos turísticos por toda la ciudad.

En familia

Además de estas citas, San Sebastián pone a disposición de las familias un sinfín de planes más, que pueden realizarse con los más pequeños de la casa.
Aquarium Donostia-San Sebastián. Con casi un siglo de antigüedad, aunque recientemente remodelado, el Aquarium Donostia-San Sebastián presume de ser uno de los museos oceanográficos más modernos de Europa. Cuenta con un túnel de 360º suspendido en el agua, rodeado por grandes tiburones y mantas. Además, en su acuario táctil se permite tocar algunos ejemplares.
Eureka! Zientzia Museoa. Este divertido museo combina aprendizaje y diversión en una exposición permanente compuesta por módulos experimentales que permiten la interacción de los niños.
Parque de atracciones Monte Igueldo. En lo alto del monte, con una privilegiada vista de la bahía de La Concha, este tradicional parque cuenta con antiguas atracciones hoy difíciles de encontrar en parques más modernos.
Viajes familiares. El funicular de Igueldo, que sube hasta el monte; el catamarán Ciudad San Sebastián, que parte cada hora del puerto; o el tren turístico son algunas de las opciones para recorrer la ciudad de una forma diferente.

 

Historia y “pintxos”

Protegida por un cerco de montañas y bañada por el mar en una doble concha formada por el monte Urgull, en el centro, y los de Ulía e Igueldo a los lados, San Sebastián atrapa al viajero por su pulcritud, su elegancia y su modernidad. Basta poner un pie en sus calles para entender por qué Donostia lidera el ranking de las ciudades con mayor calidad de vida de nuestro país.
El bullicio de la parte antigua de la ciudad está aderezado con la originalidad de sus “pintxos” que nos tientan a hacer un alto en el camino a cada paso que damos. Pero no hay tiempo que perder, pues, entre estas calles estrechas y empedradas, se alza, majestuosa, la basílica de Santa María del Coro, dedicada a la patrona de la ciudad. Un poco más allá se encuentra la iglesia de San Vicente, el edificio más antiguo de la ciudad. A su vera, en la plaza de Ignacio Zuloaga, se halla el Museo San Telmo, mientras que la plaza de la Constitución hace la función de tradicional centro neurálgico de la ciudad.
Después de callejear por el barrio viejo, la otra gran obligación del visitante es pasear por la emblemática bahía de La Concha, considerada una de las más bellas de España. Con el Ayuntamiento en un extremo y el Pico del Loro en el otro, el paseo puede continuar por la playa de Ondarreta, cuyo broche final lo pondrá el famoso conjunto escultórico de Eduardo Chillida: el Peine del  Viento, un alegato a la libertad y símbolo de la ciudad.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta