Somontano de Barbastro: cultura y tradición en el corazón de Huesca

139
Foto Barbastro
Barbastro

 

Al pie de los Pirineos, en el centro de la provincia de Huesca, se encuentra la comarca del Somontano de Barbastro, que enmarca veintinueve municipios. Esta es una zona que podría pasar desapercibida entre la belleza de Aragón, pero que cautiva por su variada oferta turística. Naturaleza, espiritualidad y gastronomía son los pilares sobre los que se asienta esta comarca.

Por Blanca Ruiz Antón

La exuberante naturaleza del Somontano se distingue por sus paisajes, así como por los viñedos y bodegas que evocan el Mediterráneo y que ha caracterizado a la denominación de origen del Somontano por su alta calidad. La catedral gótica de Santa María de la Asunción de Barbastro, y los santuarios de Torreciudad y del Pueyo son algunas de las perlas escondidas que se descubren en un paseo por esta zona de Aragón.
Se dice que, por su diversidad, “el Somontano encierra muchos mundos en uno solo”. Muestra de ello es el pueblo medieval de Alquézar, con tan solo trescientos habitantes, que cuenta con un increíble castillo-fortaleza. Sobre la colina gobierna el pueblo y, desde su interior, se ofrece una maravillosa vista del parque natural de la sierra y cañones de Guara.
En palabras de Mariano Altemir, su alcalde, “se trata de un pueblo que estaba abocado a la desaparición, porque pocos de sus habitantes pensaban que su futuro pasara por Alquézar. Sin embargo, han descubierto el potencial turístico de la zona, tanto el paisajístico como el patrimonial y arquitectónico”.
Las calles de la capital del Somontano, Barbastro, serpentean entre construcciones modernas que renuevan el aspecto de la ciudad sin que se pierda el estilo señorial de las casas que han permanecido impasibles al paso del tiempo.
Tierra de santos
La catedral gótica de Santa María de la Asunción de Barbastro destaca por su belleza interior. Está situada a pocos metros del Museo Diocesano Barbastro-Monzón y del Museo de los Mártires Claretianos, donde se encuentran impresionantes reliquias de su martirio y en cuyos últimos días de vida se basó la película Un Dios prohibido.
Para impulsar el comercio y el turismo de la zona, la Asociación de Empresarios de Barbastro ha promovido la creación de la Ruta de San Josemaría, que realiza un recorrido por los principales lugares de la vida del santo español fundador del Opus Dei. La ruta comienza en la casa de la familia Escrivá, situada en la plaza del Mercado de Barbastro, muy cerca del comercio de tejidos donde trabajaba su padre y al que el santo iba con frecuencia para ayudarlo en pequeñas tareas.
También merece una visita el colegio de las Escuelas Pías donde el fundador del Opus Dei cursó sus estudios antes de que la familia se trasladara a Logroño. La ruta culmina con la visita al santuario de Torreciudad, por el que anualmente pasan unos 200.000 peregrinos y que está a tan sólo 22 kilómetros de Barbastro.

Cómo llegar

COCHE
Desde Madrid: por la A-2 y la A-22 hacia Aragón. La salida de Barbastro es la 62, para después continuar por la N-240 hasta la ciudad de Barbastro. El trayecto dura unas 4 horas.
TREN
Desde Madrid: de la estación de Atocha salen tres trenes al día hacia Huesca. El billete oscila entre los 30 y los 40 euros, y tarda unas tres horas.
BUS
Por la zona del somontano: La compañía ALOSA realiza trayectos por la zona del Somontano. El autobús es el medio de transporte más práctico para llegar hasta cualquiera de sus municipios, incluyendo Barbastro. En su web (www.alosa.es) hay información acerca de los recorridos y horarios, y se pueden comprar los billetes.
Desde Huesca: las conexiones Huesca-Barbastro son frecuentes, el autobús tarda poco más de una hora en cubrir el trayecto y el billete sencillo no supera los 5 euros.
Desde Barcelona: existen conexiones directas con Barbastro. Los autobuses tardan cerca de tres horas en llegar y el billete cuesta entre 15 y 20 euros.
Este santuario se construyó muy cerca de la antigua ermita que dio origen a la devoción de la Virgen de Torreciudad en el siglo xi y adonde, en 1904, la familia Escrivá de Balaguer peregrinó en acción de gracias después de que el pequeño Josemaría no mriera a causa de una grave enfermedad.
Turismo para toda la familia
Pero si por algo Aragón y, en concreto, el Somontano son famosos, es por su gastronomía única. Orgullosos de su excelente calidad y oferta, la comarca del Somontano ha potenciado en los últimos tiempos la denominación de origen de sus vinos que han llevado su nombre por el mundo.
Las bodegas Pirineos se encuentra en la base de esta denominación de origen, tal como cuenta Javier Fillat: “El grupo de viticultores de la cooperativa comarcal vieron las grandes posibilidades que tenían las viñas de la zona y después de mucho esfuerzo han terminado configurando una denominación de origen que actualmente es de referencia internacional”. Las bodegas Pirineos, y otras muchas de la zona, organizan recorridos por sus instalaciones y viñedos, así como catas y clases para quienes quieran conocer los vinos del Somontano.
Un plan completo y para toda la familia que une deporte, espiritualidad y gastronomía en el corazón de Aragón.

 

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta