5 claves para meterte en un cuadro: la Resurrección de Murillo

Quizás hayas visto alguna vez la Resurrección del Señor, de Murillo. Pero, ¿sabes captar el mensaje que el pintor te envía?
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Por Rut Sanchez

Bartolomé Esteban Murillo es uno de los pintores más representativos del Barroco español. Alcanzó la fama por sus pinturas de la Virgen María, sobre todo como Inmaculada Concepción. Gracias a la historiadora del arte Milagros García, hemos descubierto la Resurrección del Señor. Estas son cinco claves para comprender el mensaje que el autor nos envía.

¿El cuadro de La Resurrección de Murillo está basado en Los Evangelios?

El momento representado no aparece relatado en los Evangelios como tal, pero al leerlos se recaban los datos que han inspirado siempre a los artistas. San Mateo cuenta que los judíos colocaron una guardia a la puerta del sepulcro, temiendo que los discípulos robaran el cuerpo de Jesús. Un Ángel del Señor bajó con aspecto de relámpago; al verlo, los soldados quedaron como muertos. María Magdalena -según narra San Juan- fue al sepulcro y vio que la piedra había sido quitada. Avisó, corriendo, a Pedro y a Juan, diciéndoles: “se han llevado al Señor”. Cuando Pedro entró en el sepulcro, vio las vendas en el suelo y el sudario enrollado en un lugar aparte. Juan también entró, “vio y creyó”. Esta imagen de Cristo triunfante saliendo del sepulcro es la manera más frecuente de representar la Resurrección de Jesús. También el cine intentó evocar ese instante, como vemos en La Pasión de Mel Gibson.

¿Por qué a Cristo Resucitado se le representa con un estandarte? 

Porta un estandarte rojo, ondeante, lleno de vida. Es la memoria de la cruz, donde Jesús muere y triunfa sobre el pecado. En otras representaciones, se usan variaciones, como una vara terminada en cruz o un estandarte con una cruz bordada.

¿Por qué los soldados están dormidos? 

Hay una versión de la historia que todavía hoy algunos creen. La difundieron los soldados encargados de custodiar el sepulcro: «Sus discípulos vinieron durante la noche y robaron su cuerpo, mientras dormíamos». ¿Cómo podían saberlo, si estaban durmiendo? Los jefes judíos les pagaron por difundir esta explicación tan inverosímil, tal y como cuenta san Mateo. Pero el artista utiliza ese sueño para narrar otra cosa: Cristo, con su Pasión, Muerte y Resurrección, obtiene la salvación para todos los hombres. Salva incluso a quienes lo asesinaron y a cuantos asistieron indiferentes a su suerte. Los soldados están dormidos; su espíritu es incapaz de percibir la victoria de Dios. Pero Jesucristo los alcanza con su luz. La Redención está obrada. Todos pueden acogerse a ella, tan pronto como se despierten, es decir, cuando salgan del sueño en el que han caído con el pecado.

¿Por qué aparece casi desnudo?

Cristo se viste de majestad, pero despojándose de su rango. Su Gloria es la de entregarse hasta dar la vida. En su cuerpo resucitado permanecen las llagas, recuerdo de su amor hasta el fin. Este es un buen ejemplo de cómo la técnica pictórica se pone al servicio del significado de lo representado, no siendo únicamente un virtuosismo del artista digno de admirar. Murillo fue un buen dibujante y gran colorista. La musculatura, perfectamente definida, y los luminosos tonos de la piel dan como resultado una poderosa presencia del Resucitado, que domina con su figura toda la imagen. Jesús resucitó por su propio poder. Hemos de educar nuestra vista, especialmente al contemplar arte religioso, para ir más allá de la superficie de los cuadros.

¿Cuál es la intención del pintor al disponer así a los personajes?

La escena sucede en un espacio pequeño y sin que todo se vea íntegramente. Es una invitación a imaginar lo que falta y a situarse dentro de la escena, como el consejo de san Ignacio en los Ejercicios: meditar escenas de la vida del Señor “como si presente me hallara”. Lo mismo recomendaba san Josemaría: meterse en el Evangelio “como un personaje más”.

Etiquetas

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

LO MÁS VISTO

Última edición

DICIEMBRE 2020, ENERO, FEBRERO 2021

Lee la edición
Número 58

DICIEMBRE 2020, ENERO, FEBRERO 2021

Lee la edición
Número 58

Misión es la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España. 

Presentamos de un modo atractivo y positivo los temas de interés y actualidad desde una perspectiva católica. 

Contribuimos a la nueva evangelización, dando criterios y argumentos a los católicos para que estos enriquezcan el debate en la sociedad. 

Vinculados a

Sección ip