Eutanasia: 6 argumentos para cuidar la vida hasta su fin natural

Recogemos seis argumentos para defender la vida hasta su fin natural ante la tramitación de la Ley Orgánica que regula la eutanasia en España
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Por EditorAdmRev

Por José Antonio Méndez

El Congreso de los Diputados está a punto de culminar la aprobación de la Ley Orgánica de la eutanasia, que considera merecedor de solicitar la eutanasia o el suicidio asistido (y por tanto se le podrá proponer), a quien padezca “una discapacidad grave”, “altísima dependencia” de terceros o “sufrimiento físico o psicológico intolerable, insufrible e irreversible”. Ambas prácticas, que hasta ahora han sido consideradas homicidio, serán redefinidas como “derecho” pagado por la Seguridad Social.

1. Una ley sin demanda ni respaldo.

Los profesionales sanitarios, a través de la OMC, la Organización Médica Colegial que aglutina a los Colegios de Médicos de España, han recordado que “El Código de Deontología Médica dice que el médico nunca provocará intencionadamente la muerte de ningún paciente, ni siquiera en caso de petición expresa por parte de este”. Quienes acompañan a enfermos graves aseguran que no existe demanda social para la eutanasia o el suicidio asistido, sino para recibir cuidados paliativos, que carecen de ley e inversión adecuada. 

2. El peligro de la “Pendiente Resbaladiza”.

La experiencia de países con leyes eutanásicas – Holanda, Bélgica, Suiza, Luxemburgo, Canadá, Colombia y seis de los 51 Estados de Estados Unidos- confirma el efecto “Pendiente Resbaladiza”: cuando se legaliza, progresivamente se mata a más enfermos con menos excusas y controles más laxos. Incluso sus promotores se espantan de sus efectos: eutanasia para alcohólicos, enfermos de Alzheimer, personas deprimidas, niños… 

3. La eutanasia alienta el suicidio.

En España, el suicidio es la segunda causa de muerte no natural entre los adolescentes. Los expertos proponen acompañar a las personas desesperadas, pero legalizar la eutanasia y el suicidio asistido y convertirlos en un «derecho» alientan las ideas suicidas en la sociedad.

4. Toda vida humana merece ser cuidad.

Legalizar la eutanasia, incluso justificándose con casos extremos, traslada a la sociedad una idea peligrosísima: algunas personas estarían mejor muertas y el Estado puede decidir quiénes son. La realidad es que toda vida humana es digna y merece ser cuidada y acompañada.

5. No es una elección libre.

Aunque los promotores de la eutanasia hablan de ella como un ejercicio de autonomía y libertad, la eutanasia no es libre: quien toma la decisión de suicidarse está condicionado por su sufrimiento actual o por el miedo a sufrir en el futuro, por su temor a ser una carga para sus seres queridos, por un cuadro depresivo mal tratado o por la presión social de quienes consideran que su vida es «indigna». Pedir la muerte es siempre una decisión contra natura.

6. Ayudar a vivir, no invitar a morir.

La mayoría de las personas con severas lesiones medulares, enfermedades degenerativas, cuadros terminales o grandes dolores, así como sus familias y los médicos que les tratan, explican que es posible aprender a vivir con esa nueva realidad, encontrar motivos para luchar y ser feliz, aunque se necesite una atención específica para ellos y sus cuidadores. Paliar el dolor físico, psicológico y espiritual de quienes padecen un intenso sufrimiento siempre es mejor –aunque sea más caro– que asesinarlos con un cóctel mortal de fármacos.

Etiquetas

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

LO MÁS VISTO

Última edición

DICIEMBRE 2020, ENERO, FEBRERO 2021

Lee la edición
Número 58

DICIEMBRE 2020, ENERO, FEBRERO 2021

Lee la edición
Número 58

Misión es la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España. 

Presentamos de un modo atractivo y positivo los temas de interés y actualidad desde una perspectiva católica. 

Contribuimos a la nueva evangelización, dando criterios y argumentos a los católicos para que estos enriquezcan el debate en la sociedad. 

Vinculados a

Sección ip