Batch cooking: cocina hoy y come toda la semana

176

¿Conoces la última tendencia en cocina familiar? El batch cooking es un término con el que se denomina la acción de cocinar un día para toda la semana. Hemos hablado con María Marín, de @Cenasparapeques, y te damos sus claves para que no dudes en poner en práctica esta técnica con la que ahorrarás tiempo y dinero y ganarás en salud.

Por Marta Peñalver
El batch cooking es una técnica que consiste en elaborar en un día diferentes recetas que sirvan como base para las comidas y cenas del resto de la semana. De esta manera, bastará con completar algún plato cada día, pero siempre serán elaboraciones sencillas y rápidas como unos filetes a la plancha o un pescado al horno. María Marín, madre de familia numerosa y quien está detrás de la cuenta de Instagram @Cenasparapeques, es una de las instagramers más reconocidas en esta técnica y nos da las claves para que podamos sacar el máximo provecho a nuestro bolsillo y a nuestro tiempo.

Supone un gran ahorro para la economía familiar.

Si planificas lo que vas a cocinar, podrás realizar una compra más efectiva, dejando de lado los “por si acaso” que muchas veces se quedan olvidados y se estropean. También supone un ahorro energético porque amortizarás mejor la energía de los electrodomésticos, por ejemplo, cuando utilizas el calor del horno para hacer dos elaboraciones a la vez.

Perderás menos tiempo en cocinar.

Economizas horas en la cocina, no solo en cocinar, sino también en recoger y limpiar al terminar. Si dedicas 2 o 3 horas un día a la semana, tendrás en la nevera los platos principales para cada día. Calcula que si lo haces un domingo, la comida podrá conservarse en buenas condiciones en la nevera hasta el jueves.

Te da la opción de congelar algunas elaboraciones.

Si cocinas más cantidades de cada cosa, podrás guardar raciones individuales para recurrir a ellas cuando dispongas de menos tiempo.

Te ayuda a planificar el menú y la compra.

Podrás hacer la lista de mercado en función de los platos que quieres preparar.

Es bueno para la salud.

Si tienes en la nevera diferentes elaboraciones sanas y caseras, con ingredientes reales (no ultraprocesados) y con el predominio de frutas y verduras, tendrás asegurada una mejor alimentación porque evitarás prisas de última hora que, por lo general, nos llevan a tirar de opciones menos saludables.

Está pensado para familias numerosas (o no tan numerosas).

El tiempo que ahorras a diario por tener almacenados los platos principales para cada día podrás dedicarlo a disfrutar de la compañía de cualquier miembro de tu familia o a atender a los más pequeños.

Puedes ayudarte de elaboraciones ya preparadas.

Cualquier opción que te facilite el trabajo: caldos preparados, masas refrigeradas o salsas ya listas.

Demuestra que lo sano no está reñido con lo rico y lo fácil.

Hay múltiples recetas para combinar agilidad, salud y buen sabor.

Necesitarás: Un buen set de almacenamiento de comida, preferiblemente tuppers de vidrio, con cierre hermético.

Puedes encontrar este artículo en el número 56 de la revista Misión

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta