El soltero de oro… no es todo lo que reluce.

Actualmente podemos observar ciertas tendencias sociales en torno a la soltería, el compromiso y la libertad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Por AdmRevistMision

Por Redacción Misión

La sociedad moderna -la nuestra- enseña a entender la libertad como valor absoluto. Lo explica el sociólogo Alejandro Navas, de la Universidad de Navarra: “Es la libertad como emancipación, liberación del pasado y de las tradiciones, de viejos tabúes, e incluso de Dios”.

  • Casados con su propia independencia

El cine, las series y la publicidad idolatran a jóvenes centrados en su carrera, con alto poder adquisitivo, que no tienen pareja ni la buscan. Van en su bólido. La ausencia de compromisos les permite llegar más lejos o, al menos, elegir ellos solos su destino. El sociólogo Amando de Miguel precisa que “esa admiración de la soltería parece un valor cínico, es postureo”. Quizás es una actitud que acompaña a la persona durante un tiempo, hasta que se da cuenta de que no la quiere para sí misma. Por eso se entiende que conviva con la estigmatización de la persona soltera.

  • Comprometidos, pero separados

Un modelo de vida emergente se acuñó como LAT: Living Apart Together. Son personas que tienen una relación de pareja, que se quieren y que son fieles recíprocamente, pero que cada una tiene su propia casa para no soportar las dificultades de convivir bajo el mismo techo. Lo malo de este modelo es que, evidentemente, dificulta tener hijos. Alejandro Navas piensa que “poner un plazo al amor es un contrasentido, porque el amor genuino tiene vocación de entrega total y para siempre”.

  • Juntos, pero no comprometidos

Es la versión más conocida: se quieren, se van a vivir juntos, pero les faltan motivos -al menos, a una de las partes- para institucionalizar la unión. Estas personas saben que un amor para siempre es difícil y, en cierto modo, se resignan a no conseguirlo. Prefieren vivir al día. “Han visto rupturas de muchos personajes públicos que son unos genios en su ámbito, pero que, en lo sentimental, son adolescentes inmaduros”, apunta Navas.

  • Casados, pero hasta que dure

Sara Pérez Tomé, psicóloga especializada en temas familiares, afirma que los mensajes negativos en relación con el matrimonio van calando en la mentalidad colectiva. “Se ha asumido que lo normal es que los matrimonios se rompan. Igual que toca vivir juntos o tener un hijo, luego toca romper la relación”.

La radiografía social no termina ahí. También hay quienes hablan públicamente de la nostalgia por ese amor para siempre y, aunque de manera sutil, denuncian que las rupturas sean inevitables. El modelo de vida del triunfador independiente no es -digamos con lenguaje actual- sostenible.

Es posible aparcar el bólido

Joshua Fields, estadounidense, subió a toda velocidad la escalera del éxito profesional. Durante 10 años, se dedicó a “dejar todo de lado, excepto la búsqueda de dinero”. Muy pronto se convirtió en el director más joven de la historia de su empresa, que cumplía entonces 140 años. “Aunque ganaba un sueldo considerable, no me sentía digno de consideración. Había acumulado las baratijas del éxito, pero faltaba algo. A finales de 2009, mi madre murió, y ese mismo mes se rompió mi matrimonio. Esto me hizo cuestionarme todo: el dinero, la libertad, mi futuro. Joshua es uno de los fundadores de Los Minimalistas, una iniciativa que despierta la inquietud por aquello que es realmente importante.

“En la salud y la enfermedad”: algo incomparable

T.L. Andrews es periodista freelance, sudafricano, de unos treinta años. En el contexto de la pandemia por coronavirus, tituló uno de sus artículos con una denuncia: “Cada vez más gente muere sola, y la economía global no está preparada”. En realidad, reflexiona sobre la soledad. Reconoce que el matrimonio está muy por encima de otros modelos de vida, porque incluye la promesa de permanecer unidos en la enfermedad y hasta la muerte. “Una persona sola que está en riesgo requiere que sus amigos opten por asumir su dolor. Mi generación necesita pensar mucho sobre esto”.

La sociedad necesita una visión renovada acerca del valor del compromiso y la búsqueda de la felicidad de la mano del otro.

Etiquetas

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

LO MÁS VISTO

Última edición

DICIEMBRE 2020, ENERO, FEBRERO 2021

Lee la edición
Número 58

DICIEMBRE 2020, ENERO, FEBRERO 2021

Lee la edición
Número 58

Misión es la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España. 

Presentamos de un modo atractivo y positivo los temas de interés y actualidad desde una perspectiva católica. 

Contribuimos a la nueva evangelización, dando criterios y argumentos a los católicos para que estos enriquezcan el debate en la sociedad. 

Vinculados a

Sección ip