El Transito de la Virgen de Andrea Mantegna

El tránsito de la Virgen, de Andrea Mantegna: La primera liturgia mariana

“Hay cuadros que encapsulan toda una cultura, casi una civilización, como El Tránsito de la Virgen, de Andrea Mantegna”.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on linkedin

Por Patricia Barrero, coordinadora de voluntarios de Nártex

Artículo publicado en la edición número 61 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

El célebre exconservador del Museo del Prado y actual director de la National Gallery de Londres, Gabriele Finaldi, afirmó en el número 55 de Misión que  “hay cuadros que encapsulan toda una cultura, casi una civilización, como El Tránsito de la Virgen, de Andrea Mantegna”, pintado hacia 1462.

También Eugenio d’Ors señaló que “no hay cuadro mejor compuesto que este en la antología de la pintura universal”. Y, verdaderamente, Mantegna (1434-1506) supo unificar en él la nueva sociedad de su época, la herencia de la cultura grecolatina y el profundo y espiritual mundo medieval cristiano, para hacer partícipe al espectador del primer acto de glorificación de María, preludio de la salvación de la Humanidad. 

En cuerpo y alma 

En el siglo XV, la asunción corporal de María al cielo era ya una creencia extendida, aunque no sería hasta 1950 cuando Pío XII lo confirmase como dogma. Los bizantinos lo denominaron Koimesis, “Dormir en el Señor”, pero en occidente es más habitual el término “tránsito”: la Virgen pasó a la vida eterna, asunta al Cielo, en cuerpo y alma. 

Exequias fúnebres 

San Pedro, revestido como obispo (capa pluvial bordada de oro, leyendo un misal), oficia las exequias; un apóstol sostiene el agua sagrada; otro bendice a la Virgen; y otro la inciensa. Estos ritos exequiales expresan la dignidad del cuerpo, que ha sido templo del Espíritu Santo, pero no es un cortejo fúnebre, sino la glorificación de la Madre, preludio de salvación de la humanidad.

Momento cercano

La escena se desarrolla en Mantua, aunque no ocurrió allí, para mostrar que en la liturgia se actualizan de forma atemporal los misterios de la fe. Acerca el pasado al presente, la historia sagrada a la contemporaneidad; actualiza un hecho de hace siglos, haciéndolo más real y cercano al espectador.

Todos juntos

Según el apócrifo de Juan, arzobispo de Tesalónica (siglo VII), el arcángel san Miguel anunció a la Virgen que su vida terrenal llegaría a término, entregándole una palma, y esta convocó a los discípulos. Llamó a todos, incluido a Matías, quien había ocupado el lugar de Judas.

En el cuadro falta Tomás, quien se encontraría evangelizando en la India. Sin embargo, según el apócrifo de José de Arimatea, Tomás fue transportado para contemplar la Asunción.

Primera liturgia 

La Virgen aparece agonizante y dormida, rodeada de once apóstoles de gran expresividad, con gesto afligido, no exagerado, denotando el dramatismo histórico. La perspectiva invita a participar y a celebrar junto a ellos este momento, que fue el primer acto litúrgico de devoción a María de la Historia.

Muerte vencida 

Los apóstoles están ante la Virgen en fila, menos san Juan, que porta la palma entregada por el arcángel como símbolo del triunfo sobre la muerte, y otros que portan velas, signo de la luz eterna. Cantan Alleluia: In Exitu Israel de Aegypto, según la Leyenda Áurea del dominico Jacobo de la Vorágine

Hágase en mí, atemporal y para siempre 
Con elementos típicos de la sociedad de su época (la liturgia cristiana, la vestimenta, la decoración los candelabros renacentistas…) se exalta a la Virgen como modelo atemporal y permanente para llegar a la salvación, pues la Madre se hace instrumento de Dios en todos los actos de su vida, confiando en Su voluntad y repitiendo, humilde: ¡Hágase en mí!

Artículo publicado en la edición número 61 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTICULOS DE INTERÉS

ARTICULOS DE INTERÉS

ÚLTIMA EDICIÓN

ÚLTIMA EDICIÓN

SEPTIEMBRE, OCTUBRE, NOVIEMBRE 2021

Lee la edición
Número 61

SEPTIEMBRE, OCTUBRE, NOVIEMBRE 2021

Lee la edición
Número 61

Rechazar todas las cookies