EWTN, la televisión religiosa más grande del mundo, llega a España

"Necesitamos una televisión que ponga el debate donde debe estar", dice José Carlos González-Hurtado, su presidente
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Por EditorAdmRev

Por Isabel Molina Estrada / Fotografía Dani García

José Carlos González-Hurtado ha sido un trotamundos. Ha vivido en Grecia, Suiza, Israel, Ucrania, Rusia, Alemania y Francia, trabajando para multinacionales como Procter & Gamble o Carrefour. Este exitoso empresario –padre de 7 hijos, y quien por las noches reza el rosario con Doris, su mujer– hace dos años decidió dar un giro total a su carrera para dedicarse de lleno a traer a España una cadena de televisión “inequívocamente católica” con “más de 300 millones de espectadores en 150 países del mundo”: EWTN (Eternal Word Television Network), también conocido en muchos lugares como el “canal de la Madre Angélica”.

La clave del radical cambio en la biografía de González-Hurtado hay que buscarla en torno al año 2001, en el Israel de la Segunda Intifada, donde residía. Al verse cara a cara con la muerte entendió que no podía continuar siendo “un espectador” de su vida. Desde entonces, su orgullo ha sido su fe católica: “Si soy feliz es porque tengo la confianza absoluta, como decía san Pablo, de que ‘somos raza escogida, nación consagrada, pueblo elegido…’, y que la felicidad, hasta donde se puede conseguir, solo nos la da estar dentro de la Iglesia”, explica a Misión el presidente de EWTN España.

¿Cómo decide un experto en marketing global y filosofía del derecho fundar un canal católico en España?

Por la Providencia. Hace año y medio, el padre Diego Sáez Martín, OMI, quien fundó EWTN en Ucrania, me dijo: “Me voy a Roma, y lo siento por EWTN”. Me contó qué es EWTN, y le pregunté: “¿Y por qué EWTN no está en España?”. Contestó: “Porque gente como tú no lo ha hecho”. Yo vivía en París y solía venir a Madrid pasando por el Santuario de Lourdes. Entonces propuse a mis amigos Santiago Escrivá, Sofía Ruiz de Cueto y Antonio Méndez organizar una peregrinación, porque los cuatro estábamos a punto de hacer un cambio en nuestras vidas y nos planteábamos: “¿Qué quiere Dios de nosotros?”. Dos semanas después ocurrió aquel encuentro con el padre Diego…

“En España tenemos muchos medios furibundamente anticatólicos que se han dedicado a disolver los pilares sobre los que esta sociedad fue creada”

La respuesta a aquella pregunta…

Así es. Al principio pensamos en montar un colegio, pero nuestro ámbito de influencia hubiese sido muy pequeño. Lo que ha hecho que esta sociedad llegue a donde está es que la educación y los medios se han corrompido. Y, como decía el comunista Gramsci, la sociedad se cambia por la educación y por los medios. Así que vimos que en España hacía falta un medio católico que llegara a 7 millones de personas para transformar la cultura. Hoy hay pocos medios católicos, y muchos furibundamente anticatólicos que se han dedicado a disolver los pilares sobre los que esta sociedad ha sido creada.

Su conversión definitiva ocurrió en Israel. ¿Qué le pasó allí?

Viví en Israel de 2001 a 2003. Me nombraron director de Procter & Gamble para Israel y Palestina porque por fin había paz. Pero cuando llegué comenzó la Segunda Intifada, y a 300 metros de mi hotel estalló una bomba. En ese panorama, leyendo sobre arte, encontré el Memento Mori (Recuerda que morirás). Y reflexionando pensé: todos sabemos que nos vamos a morir y, sin embargo, vivimos de espaldas a esa verdad. Para un católico eso significa tres cosas: que cada minuto es un regalo, que nos van a juzgar, y que tenemos la obligación de dejar un legado. Así que llegué a la conclusión de que tenía que estar más comprometido.

Ha regresado a España tras muchos años fuera y dice que no reconoce su país. ¿Qué ha notado?

La gente no ha percibido el cambio porque estamos como la rana en el agua hirviendo: si calientas el agua poco a poco, no salta y se cuece sin darse cuenta. Pero lo cierto es que tenemos el segundo índice de natalidad más bajo del mundo, por detrás de Japón, y eso muestra que no somos felices ni optimistas ante el futuro. Además, los católicos estamos como en las catacumbas: con miedo; y no tenemos ningún antídoto contra el veneno que nos dan las televisiones. Todas están marcadas por una ideología. Ninguna dice, por ejemplo, que si una persona se divorcia sus posibilidades de suicidarse se multiplican por dos en la mujer y por seis en el hombre, o que el aborto es un asesinato. En España, la mortandad es mucho mayor que la natalidad. Es suicida que una sociedad patrocine lo que la daña. Por eso necesitamos una televisión que diga estas cosas y que ponga el debate donde debe estar.

EWTN nació por iniciativa de una monja de clausura, sin medios económicos (al comenzar, tenía solo 200 dólares en el banco)…

La Madre Angélica fue el apóstol de la Providencia. Ella era una mujer completamente confiada en Dios. Hay una anécdota que lo ilustra: cuando estaba comenzando el canal en el garaje de su convento, había comprado unas antenas parabólicas y necesitaba 600.000 dólares para el pago inicial. Cuando llegaron las antenas, le dijeron que no podían entregárselas sin recibir el comprobante de pago. En ese momento llamó al teléfono un empresario desde un yate en las Bahamas. Quería darle las gracias porque sus folletitos de espiritualidad le habían cambiado la vida y pensaba hacerle un donativo de 600.000 dólares para ese apostolado. Ella le dijo: “¿Y no podrá usted hacer el giro ahora mismo?”.

¿Qué se necesita para asentar el canal EWTN España?

Dos millones de euros, porque el canal vive de donativos: no tiene publicidad porque así lo decidió la Madre Angélica. Y también muchas oraciones. Al final de las presentaciones que hacemos por España le decimos a las personas que necesitamos tres cosas de ellas: que pasen la voz, que recen, y que cada uno dé 10 euros al mes.

¿Qué destacaría del mensaje de la Madre Angélica para los españoles que aún no la conocen?

Sin duda, las palabras de Michael Warsaw, CEO de EWTN, cuando vino para presentar EWTN España. Él decía que la Madre Angélica hubiera estado muy contenta de traer el canal a nuestro país porque “nosotros los americanos tenemos una deuda de gratitud con los españoles, que nos trajeron el mayor de los bienes que tenemos: el catolicismo. Por eso, queremos retornarles lo mejor que nos ha pasado”.

EWTN España

EWTN emitirá de 9.00 a 13.00 horas a través de tres grandes plataformas digitales: el canal 143 de Movistar, el 212 de Vodafone y el 92 de Orange, además de su canal de YouTube, su portal web y en redes sociales.

Etiquetas

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

LO MÁS VISTO

Última edición

DICIEMBRE 2020, ENERO, FEBRERO 2021

Lee la edición
Número 58

DICIEMBRE 2020, ENERO, FEBRERO 2021

Lee la edición
Número 58

Misión es la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España. 

Presentamos de un modo atractivo y positivo los temas de interés y actualidad desde una perspectiva católica. 

Contribuimos a la nueva evangelización, dando criterios y argumentos a los católicos para que estos enriquezcan el debate en la sociedad. 

Vinculados a

Sección ip