Fundación Carmen de Noriega

Fórmate para mejorar tus habilidades comunicativas

Cursos online para comunicar más y mejor el Mensaje del evangelio
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on linkedin

Por Redacción Misión

Artículo publicado en la edición número 61 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

El mensaje más importante que podemos transmitir al mundo los cristianos (consagrados y laicos) es el del Evangelio. El Papa Francisco ha señalado en varias ocasiones la importancia de preparar bien las homilías y las catequesis, pues “la Palabra del Señor viene de los oídos, llega al corazón y va a las manos”. Por ello, es importante hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que este mensaje cale hondo y transforme la vida de nuestros oyentes. La Fundación Carmen de Noriega imparte cursos, ahora también online, sobre cómo hablar en público para todo aquel que quiera mejorar sus habilidades comunicativas.

Aunque pueda parecer que para transmitir un mensaje basta con dominar el contenido y ser capaz de mantener el tipo hablando delante de quien se preste, una buena comunicación requiere mucho más que eso. La comunicación verbal, la no verbal y la paraverbal construyen un mensaje que será, en función de esas tres variables, más o menos efectivo.

La Fundación Carmen de Noriega busca poner la comunicación al servicio del Evangelio y por ello ofrece formación en habilidades comunicativas a sacerdotes, catequistas, profesores, portavoces de instituciones eclesiales, personal de pastoral o cualquier persona que, en definitiva, quiera llegar más y mejor a sus oyentes y trasladarles de forma eficaz y transformadora el Evangelio y las riquezas del Magisterio de la Iglesia.

Transmisores de la fe

El Papa Francisco ha insistido mucho en la necesidad de que los laicos sean también protagonistas de la transmisión del mensaje del Evangelio a todo el mundo. Y  “aunque se están dando pasos grandes, todavía hay mucho trabajo por hacer, y gente dentro de la Iglesia que utiliza un lenguaje complicado o que no es capaz de sintetizar o de gesticular correctamente”, explica Chema Villanueva, consultor de comunicación y formador en oratoria de la Fundación. 

“El mensaje del Evangelio es un tesoro y debemos aprender a comunicarlo bien”

 La responsabilidad de transmitir la fe es de todos los cristianos y, aunque lo esencial es tener intención de comunicar bien el mensaje y llevar esa intención en el corazón, hay herramientas y técnicas que nos pueden ayudar. “El mensaje del Evangelio es un tesoro y debemos aprender a comunicarlo bien”, asegura Borja Lacalle, presidente de la Fundación Carmen de Noriega.

Las tres distancias

Los cursos de la Fundación Carmen de Noriega forman en las tres distancias de la comunicación: distancia corta, media y larga. La distancia corta es el tú a tú, el cara a cara. “Es especialmente efectivo para los sacerdotes, que tienen que atender de manera muy cercana y personal a personas en situaciones a veces muy difíciles como un duelo, una separación u otros sufrimientos grandes”, explica Villanueva.

Pero esto es válido también para profesores, catequistas y otros formadores que hacen una labor de acompañamiento personal, y a quienes se forma en escucha activa, empatía y asertividad. También se les dan nociones para distinguir cuándo una persona necesita un acompañamiento espiritual y cuándo su necesidad reclama un acompañamiento psicológico profesional.

La distancia media es aquella que se da en las homilías, las catequesis, las clases y la predicación en general. Y aunque es un aspecto fundamental de la comunicación dentro de la Iglesia, “nos encontramos muchos sacerdotes o laicos que, a pesar de tener buena formación y la mejor intención, aseguran que no son capaces de conectar con su público. La gente se aburre al escucharlos y ellos no saben dónde está el problema”, asegura Villanueva.

Es fundamental que el lenguaje sea atractivo y comprensible

En estos casos es fundamental que el lenguaje sea atractivo y comprensible, que se incluya algún recurso para mantener la atención y que el orador defina una idea fundamental que quede grabada en sus oyentes.

Por último, está la distancia larga, propia de la comunicación a través de los medios de comunicación, webs corporativas y redes sociales. En ese sentido, la fundación Carmen de Noriega forma portavoces de instituciones eclesiales, centros religiosos, colegios y otras instituciones para que incluso sepan dar la cara ante los medios si fuera necesario. “Toda institución tiene que estar preparada para gestionar una crisis, y esto es especialmente importante en la Iglesia. Como cristianos, nos tenemos que exigir el máximo y ser conscientes de la importancia de enmendar un error”, explica Villanueva.

Es cosa de Dios

Gracias al trabajo de la Fundación Carmen de Noriega son muchas las personas que han mejorado la manera de comunicar la Buena Nueva. San Agustín decía: “Trabaja como si todo dependiera de ti; reza como si todo dependiera de Dios”. Porque en nuestras manos está mejorar nuestras habilidades comunicativas. El resto ya es cosa de Dios. 

¿Quién fue Carmen de Noriega?

Carmen de Noriega fue una madre de familia muy numerosa que supo vivir sus profundas convicciones religiosas con autenticidad. La Fundación asume con su nombre su ejemplo de coherencia entre fe y vida. 

2 NUEVOS cursos ONLINE 

Desde su nacimiento en 2006, la Fundación Carmen de Noriega ofrece cursos presenciales, formación y consultoría de comunicación con posibilidad de desplazarse a cualquier punto de España. Pero con el fin aumentar su alcance y llegar cada vez a más personas, recientemente ha lanzado dos nuevos cursos online: Introducción a la Oratoria y Oratoria para Sacerdotes.

En cada curso hay tres ejercicios prácticos: tres discursos que son valorados por los formadores de la Fundación, tratando de identificar las fortalezas de los participantes, para potenciarlas, y las debilidades, para superarlas.

Introducción a la Oratoria (10 h).

Un curso abierto a todo el que quiera mejorar sus habilidades comunicativas:  sacerdotes, religiosos, catequistas, formadores, personal de pastoral, laicos… “Las habilidades comunicativas que enseñamos son aplicables a cualquier ámbito de la vida”, señala Chema Villanueva. 

Oratoria para Sacerdotes (8 h).

Este curso pretende ser una ayuda para mejorar las homilías. Aunque está claro que el protagonista de la predicación es el Espíritu Santo, hay una parte humana que no se puede, ni se debe, descuidar. Como dice el Papa Francisco, “la confianza en el Espíritu Santo que actúa en la predicación no es meramente pasiva, sino activa y creativa”. La idea es que los sacerdotes que hagan este curso hayan realizado primero el curso de Introducción a la Oratoria. 

El precio es de 100€ por curso y 180€ si se hacen los dos. Estos precios asequibles se explican porque “la Fundación sufraga una parte del coste. Para ello nos nutrimos de donativos de personas y entidades privadas para amplificar nuestra labor formadora”, explica Borja Lacalle. Para más información, consultar la página web.

Información y contacto

www.carmendenoriega.org

fundacion@carmendenoriega.org

Artículo publicado en la edición número 61 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTICULOS DE INTERÉS

ARTICULOS DE INTERÉS

ÚLTIMA EDICIÓN

ÚLTIMA EDICIÓN

SEPTIEMBRE, OCTUBRE, NOVIEMBRE 2021

Lee la edición
Número 61

SEPTIEMBRE, OCTUBRE, NOVIEMBRE 2021

Lee la edición
Número 61