Elevador de aguas de Gordejuela, en Tenerife

Hispania Nostra: Rescatadores de monumentos olvidados

Hispania Nostra lucha para evitar que el valioso patrimonio español se pierda en el olvido.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on linkedin

Artículo publicado en la edición número 60 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

Por Álex Navajas / Fotografía: Cortesía de Hispania Nostra

“Hola, buenos días. El castillo, ¿por dónde queda?”. La cara de los lugareños es de sorpresa. Se miran entre ellos, observan con extrañeza al viajero, se vuelven a mirar entre ellos… “¿Castillo? ¿Qué castillo?”. A uno parece que se le hace la luz:  “¡Ah! ¿Se refiere a las piedras?”, pregunta, señalando hacia una loma. “Si ahí ya no queda nada”, masculla el otro. El viajero se encamina por la dirección que le han señalado. Y ahí están, las piedras: los restos de una magnífica fortaleza califal del siglo x que han resistido mejor al paso del tiempo que al desinterés local. 

España, potencia mundial

A cualquiera que haya viajado por la España abandonada le puede resultar familiar esta anécdota. España es la tercera potencia mundial en monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, superado solo por China e Italia, y por delante de países como India, Francia, Grecia, México o Egipto. Pero ¿sabemos apreciar ese inmenso legado? 

Esa fue la inquietud que tuvieron hace 45 años los fundadores de Hispania Nostra, la asociación no lucrativa, declarada de utilidad pública, más veterana de España en la defensa y salvaguarda del patrimonio cultural y natural.

Para promover esa labor lleva a cabo cursos y conferencias, cuenta con los Premios Hispania Nostra a las Buenas Prácticas y reúne cada año a las principales asociaciones y gestores culturales del país. Más de mil socios y decenas de voluntarios mantienen la asociación, que apenas recibe subvenciones públicas.

Mención especial merece su Lista Roja del Patrimonio, que recoge alrededor de 850 monumentos españoles que corren el riesgo de desaparecer. Conventos, fortalezas, ermitas, castillos, palacios, iglesias, yacimientos arqueológicos y hasta fábricas, molinos, velódromos y puentes, todos en estado ruinoso y con un alto peligro de colapso, integran este listado. 

Con la Lista Roja del Patrimonio, Hispania Nostra pretende alertar  “sobre aquella parte de nuestro Patrimonio cultural y natural que se encuentra en abandono y en peligro”, afirma para Misión Bárbara Cordero, directora general de la asociación.

Un comité científico elabora el listado, tras estudiar las denuncias que desde toda España les llegan a través de la web, y valora “la importancia histórica y arquitectónica del elemento, el estado en que se encuentra y su riesgo de desaparición”, añade Cordero. 

Una nueva conciencia

¿Y qué ocurre cuando las administraciones públicas o los propietarios de uno de los elementos de la Lista Roja se ponen manos a la obra y reforma el monumento?  “Nuestro comité científico vuelve a estudiar el caso y, si considera que ha desaparecido el riesgo, lo pasan a la Lista Verde del Patrimonio”, explica.  

Además de denunciar el abandono de los monumentos, Hispania Nostra trata de crear una nueva sensibilidad hacia los tesoros de nuestro país. Por eso, “lanzamos proyectos de micromecenazgo encaminados a recuperar elementos del patrimonio”, explica su directora general.

Y cita casos concretos de cómo Hispania Nostra consigue resultados extraordinarios: “Recientemente tuvimos un sorprendente caso de éxito, con la iglesia del pueblo de Fuenteodra (Burgos).

Sus 7 habitantes se pusieron en contacto con Hispania Nostra para comenzar una campaña de micromecenazgo, porque se les hundía el templo. Su objetivo inicial era conseguir 17.000 euros. Pero su empeño llegó a los medios ¡y consiguieron 52.000!”.  

La lista roja del patrimonio

La Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra es una excelente guía para encontrar lugares insospechados en familia, con monumentos desconocidos y sorprendentes. Estos son solo tres ejemplos.

“EL ESCORIAL DE ARAGÓN” 

Su nombre real es el de Convento del Desierto, y está en Calanda (Teruel). Se trata de un gigantesco monasterio carmelita del siglo XVII perdido en medio del campo, al que solo se puede llegar por un camino de tierra. Hoy se mantienen en pie la sobria fachada de sillares y los muros de la iglesia, además de algunos arcos interiores del templo y la bóveda, que permanecen en su sitio de forma casi milagrosa.

CASTILLO DE CARACENA

Solo en la provincia de Soria se concentran 42 monumentos en riesgo de desaparecer, de acuerdo con la Lista Roja. El Castillo de Caracena es uno de ellos. Se trata de una imponente fortificación de origen árabe del siglo X, aunque más tarde se reformó para adaptarla a las necesidades de sus nuevos propietarios, los nobles cristianos de Castilla.

Cada rincón del castillo rezuma historia; entre sus ruinas resuenan los nombres de los personajes históricos implicados en su azarosa historia: Juan de Tovar, Pedro de Acuña, Alfonso Carrillo y hasta los Reyes Católicos, quienes pleitearon con el señor de la villa. Hoy de todo eso solo queda el recuerdo –“la fragancia del vaso”, que diría Azorín–, y los lienzos de sus murallas se han ido derrumbando con el paso del tiempo.

EL ELEVADOR DE AGUAS DE GORDEJUELA

Varios portales de viajes en internet lo sitúan entre “las ruinas más bellas del mundo”. Hace unos años casi nadie sabía de su existencia, pero el Ayuntamiento y el Cabildo de Santa Cruz de Tenerife acondicionaron un sendero que serpentea descendiendo por la difícil orografía del lugar, y comenzaron a llegar turistas y curiosos.

Las redes sociales hicieron el resto, y hoy se encuentra entre los lugares más visitados de la isla. Pese a ello, la antigua estación de bombeo, que entró en funcionamiento en 1903, está en ruinas y presenta riesgo de colapso debido a su localización y al estado de abandono en el que se halla. 

Hispania Nostra: https://www.hispanianostra.org/ Telf.: 915 424 135

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la revista Misión y recíbela gratis en casa.

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTICULOS DE INTERÉS

ARTICULOS DE INTERÉS

ÚLTIMA EDICIÓN

ÚLTIMA EDICIÓN

SEPTIEMBRE, OCTUBRE, NOVIEMBRE 2021

Lee la edición
Número 61

SEPTIEMBRE, OCTUBRE, NOVIEMBRE 2021

Lee la edición
Número 61

Rechazar todas las cookies