Hyundai Staria

Hyundai Staria: la familia y mucho más

Lo mismo que existen familias muy distintas, existen coches familiares muy diferentes. Hoy traemos uno de estos vehículos que encajan en la categoría de familiares, pero que en realidad sobrepasan ese concepto.

Por Francisco del Brío

Artículo publicado en la edición número 66 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

El Staria es uno de los últimos modelos de Hyundai. Tiene una longitud de 5,25 metros, ¡muy grande!, es apto para transportar hasta nueve personas, con amplitud, y un considerable equipaje, que puede incrementarse hasta más de un metro cúbico si no se utilizan todas las plazas disponibles.

De este modelo, Hyundai dispone de varias versiones, pero en España solo se comercializará la de uso de pasajeros, con un precio a partir de 52.990 euros, muy competitivo entre modelos similares en función de sus cualidades, prestaciones, equipación y terminación.

Aunque hoy ya son una rareza, el Staria, por el momento, solo está disponible con una mecánica diésel de 177 caballos, cambio automático de ocho velocidades y, en función de la terminación, con dos o cuatro ruedas motrices.

Imagen de impacto

Su imagen es impactante, con líneas muy limpias en los laterales y un frontal muy llamativo. Las puertas laterales traseras son dos grandes portones que dan acceso a dos filas de asientos de tres plazas, que sumadas a las tres delanteras, las del conductor y del copiloto y una tercera más pequeña a modo de trasportín abatible, suman las nueve plazas. La tercera banqueta trasera se puede desplazar  para ampliar el espacio del maletero hasta los 1.303 litros, que dan para mucho equipaje. 

hyundai-staria- interior
hyundai-staria- interior
El interior

No menos llamativo es su interior, primero por la gran sensación de espacio, y después por el ambiente limpio y tecnológico que desprenden el puesto de conducción y el frontal. En él domina una gran pantalla para la instrumentación de 10,25 pulgadas, que puede configurarse al gusto del conductor.

En el centro hay otra pantalla táctil, con funciones de navegación, configuración,  radio, conexión a internet, servicios Bluelink, compatibilidad con Android Auto y Carplay.

Puestos al volante se descubre la obsesión de Hyundai por la seguridad, con detalles peculiares como la imposibilidad de mover el coche sin antes abrochar los cinturones de seguridad.

La palanca de cambio ha sido sustituida por unos botones, como los disponibles en algunas versiones de Kona y Tucson. El programa de conducción es eficiente. Mantiene el coche de forma automática dentro del carril, muy práctico cuando se circula en autovía. Transmite mucha seguridad, lo que, combinado con el control de velocidad, ayuda a la relajación de la conducción en viajes largos. 

A pesar de su gran altura, el balanceo no resulta excesivo y las suspensiones absorben bien las irregularidades del asfalto. Y, por supuesto, cuenta con los sistemas de seguridad y ayuda a la conducción más habituales: sistema de frenada automática de emergencia en ciudad, reconocimiento de peatones y ciclistas, asistente de giro para evitar colisiones o reconocimiento de señales de tráfico, entre otros. En resumen, un coche muy completo, que ofrece gran amplitud, confort y seguridad.  

Artículo publicado en la edición número 66 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTICULOS DE INTERÉS

ARTICULOS DE INTERÉS

ÚLTIMA EDICIÓN

DICIEMBRE 2022, ENERO, FEBRERO 2023

DICIEMBRE 2022, ENERO, FEBRERO 2023