Julie Klassen

Julie Klassen: “Los creyentes deberíamos elegir con más cuidado aquello que leemos”

Julie Klassen es una de las novelistas que más libros vende en Estados Unidos y la principal exponente del clean romance, un género cada vez más en auge que mezcla novela histórica, romanticismo y fe. Tres de sus obras han ganado el Premio Christy a la mejor novela histórica, con otra ganó el premio Minnesota a la mejor historia de ficción, y no deja de alcanzar galardones en certámenes de novela cristiana. Ahora publica en España La costa de los naufragios (Libros de Seda, 2022), y concede a Misión su primera entrevista a un medio español.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on linkedin

Por José Antonio Méndez / Fotografía: Cortesía de Julie Klassen

Artículo publicado en la edición número 63 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

El éxito de sus primeras novelas coincidió con el auge de novelas eróticas cada vez más explícitas, como la saga de Sombras de Grey. ¿A qué atribuye ese contraste?

La verdad es que no quise leer esa saga, pero he escuchado muchos comentarios sobre ella. Tal vez sea el mundo decadente en el que vivimos, o simplemente nuestra naturaleza humana, pero lo “prohibido” ha atraído a muchos durante mucho tiempo. Sin embargo, aunque puedo comprender la tentación de consumir este tipo de entretenimiento, sé que deja a la persona sintiéndose vacía, contaminada e incluso avergonzada. Muchos lectores ya se han dado cuenta de esto, y hoy hay una gran demanda de novelas “limpias” , incluso por parte de personas que no buscan contenido religioso.

¿Así que cree que una parte de la sociedad se ha cansado de recibir propuestas de ocio cada vez más sórdidas y eróticas?

Así es. Aunque todavía existe una demanda de entretenimiento que traspasa las fronteras sexuales, muchas personas prefieren historias bien escritas sin contenido explícito.

¿Qué valores nos transmite hoy la llamada “cultura de masas”?

No soy experta en cultura, pero veo que el deseo de gratificación inmediata y la vieja mentalidad de “haz lo que te haga sentir bien” continúan en auge. A esto se suma la nueva presión para ser tolerantes y aceptar todo tipo de comportamientos. Jesús quiere que amemos a todos, incluso a aquellos con quienes no estamos de acuerdo, pero amar bien sin aprobar comportamientos anticristianos es un desafío.

Sus novelas, como las de casi todo el género clean romance, suelen estar ambientadas entre los s. XVIII y XIX. ¿Qué virtudes de aquella época son atractivas para el lector de hoy?

Disfruto escribiendo sobre ese período porque muchos de los valores que ahora vemos languidecer eran entonces ampliamente aceptados. Por supuesto, la gente de entonces era tan de carne y hueso como la de ahora, y también existían todo tipo de inmoralidades; pero, en general, la sociedad premiaba valores y virtudes como el honor, la devoción a la familia y a la Iglesia, la fe y la oración.

“Hay gran demanda de novelas ‘limpias’, incluso por parte de personas que no buscan contenido religioso”

Sus novelas mezclan misterio, amor, conflictos familiares, traiciones y aspectos históricos, con una expresión explícita e implícita de la fe. ¿Necesitamos más historias de ficción que no sean cursis ni mojigatas, sin renunciar a mostrar abiertamente la fe cristiana?

Yo intento escribir historias convincentes y llenas de fe, pero no pretendo hacerlo siempre a la perfección. Es una lucha crear tramas excelentes y convincentes, con personajes realistas y comprensivos, al mismo tiempo que se honra a Dios. Lo ideal es que los elementos de fe de una novela se entretejan con naturalidad en cada personaje y en cada situación, sin que se vean como prédicas. Pero esto es algo difícil de conseguir. Conozco personalmente a muchos autores cristianos de diferentes denominaciones y todos estamos trabajando para mejorar en esta habilidad.

Algunos autores temen perder lectores si exponen abiertamente cuestiones confesionales…

Entiendo la preocupación de que el contenido abiertamente cristiano pueda disminuir las ventas. Algunos lectores quieren mensajes de fe explícitos, y otros no. Como autores de fe, queremos que nuestros libros transmitan semillas de verdad y esperanza, que tengan un valor duradero y que no sean simplemente un entretenimiento. Pero lo cierto es que los lectores eligen ficción para leer una buena historia, no para encontrar un mensaje devocional. Algunos autores novatos cometen el error de escribir un sermón sin desarrollar la trama, en lugar de escribir una buena novela que inspire a los lectores. La clave es mantener los elementos de fe de forma sutil. Pero, como he dicho, ¡es un reto!

“La fe se tiene que entretejer con naturalidad en la novela, sin que sea como una prédica”

Las novelas de las Sombras de Grey se adaptaron rápidamente al cine, igual que sagas como Los juegos del hambre o Juego de tronos. ¿Por qué los títulos del género clean romance, con millones de lectores en todo el mundo, no llegan a las pantallas?

Hacer películas es enormemente caro. Anteriormente, muchas películas basadas en la fe contaban con un presupuesto comercial, pero su calidad no fue buena en comparación con las producciones multimillonarias. Afortunadamente, hoy se están haciendo muchas películas de alta calidad que honran a Dios. Espero que esta tendencia continúe.

Hoy creyentes y no creyentes parecen consumir los mismos productos de ocio (series, novelas, música…), en los que dominan valores distintos a los que nacen del Evangelio. ¿Infravaloramos los cristianos el poder del ocio para transformar la sociedad?

Confieso que yo misma he sido culpable de consumir entretenimiento mundano, porque lo tienes fácilmente al alcance y parece un modo sencillo para relajarse. Pero estoy de acuerdo en que los creyentes (incluida yo misma) deberíamos elegir con más cuidado aquello que leemos o miramos. Últimamente, he comenzado a comprar más libros de ficción y no ficción con un trasfondo de fe, y estoy muy agradecida de que tantos lectores hayan descubierto ya el poder edificante de las novelas limpias que dan gloria a Dios.

¿Existe algún vínculo especial entre su vida de oración y sus novelas?

No exactamente, aunque rezo y pido a Dios que me ayude. Y últimamente me he sentido inspirada para incorporar en mis novelas algunas de mis luchas y aquello que Dios me ha ido enseñando.

Antes de escribir editaba libros de otros autores. ¿Por qué dio el salto como escritora?

Desde niña quise ser escritora. Trabajar para una editorial y editar a autores de gran talento me ayudó a prepararme para escribir mis propias novelas. Doy gracias a Dios por haber dirigido mis pasos por esa senda. Estoy muy agradecida de que mis libros se publiquen también en español. ¡Espero visitar España tan pronto como viajar vuelva a ser más seguro!

Pareja disfraz de época
Fascinada por dos Jane

Klassen no esconde su fascinación por Jane Austen y Charlotte Brontë (especialmente por su personaje Jane Eyre), e incluso participa en recreaciones de época. Por eso le preguntamos qué encuentra en esas obras que los autores actuales no le dan.“Inicialmente, me atrajo el ingenio y el romanticismo de Jane Austen y la intriga gótica de Jane Eyre. Más tarde, me di cuenta de que la Jane Eyre de Charlotte Brontë era un personaje de fe inquebrantable, y supe que Jane Austen era una creyente que escribía hermosas oraciones que perviven hasta hoy. Ahora admiro aún más a ambas autoras”. Otra autora que dice admirar es Elizabeth Gaskell, y entre las actuales destaca su gusto por Lawana Blackwell y Lynn Austin.

Artículo publicado en la edición número 63 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTICULOS DE INTERÉS

ARTICULOS DE INTERÉS

ÚLTIMA EDICIÓN

MARZO, ABRIL, MAYO 2022

Lee la edición
Número 63

MARZO, ABRIL, MAYO 2022

Lee la edición
Número 63