Mamás en Acción: “No podía parar de pensar que había niños enfermos y solos en los hospitales”

En España hay 50.000 niños tutelados por la Administración y unos 20.000 son apartados de sus padres cada año. Cuando estos niños enferman, se enfrentan a solas a los ingresos hospitalarios. Mamás en Acción trabaja para que estos pequeños, que ya de por sí viven situaciones complicadas, no sufran la falta de afecto y cariño en esos momentos críticos de su niñez que podrían dejarles hondas heridas emocionales.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on linkedin

Artículo publicado en la edición número 61 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

Por Marta Peñalver / Fotografía: Cortesía de Mamás en Acción

Corría el año 2013 cuando Majo Gimeno, valenciana y madre de dos niños, vivía muy tranquila, ajena al drama que pronto descubriría y que cambiaría su vida para siempre. Por casualidad (“o Providencia, más bien”, dice ella) se enteró de que en un hospital de Valencia había un niño ingresado que estaba solo, sin el cariño de sus padres. Era un niño tutelado y no tenía ningún familiar para acompañarle durante aquella estancia.

“No lo dudé ni un momento. Fui al hospital y me ofrecí para acompañarle el tiempo que hiciera falta”, cuenta. Pero las normas del hospital y de protección a la infancia no lo permitían: “Me explicaron que tenía que pertenecer a alguna entidad que respaldara mi presencia, pero no existía ninguna”.

Este hecho la obsesionó. “No podía parar de pensar en que había más niños como él, enfermos y solos en los hospitales. No paraba de contárselo a mis amigos y familiares… La mayoría se sorprendía y muchos se ofrecían a ayudar si me enteraba de qué manera era posible. Entonces pensé: si tanta gente se está ofreciendo a ayudar, podemos hacer algo grande”, y así nació Mamás en Acción. “Nuestra misión es hacer lo que haría cualquier madre con su hijo enfermo: consolarlo, achucharlo, darle cariño, atenderlo” , explica para Misión.

Diferentes situaciones

El perfil de los niños que acompaña esta asociación responde a tres situaciones. Muchos de estos niños viven con sus familias, pero les ha pasado algo lo suficientemente grave como para que un juez impida que se acerque a ellos cualquier familiar.

“En este perfil hemos visto casos como el de un niño de año y medio que se cambiaba el pañal solo, porque sentía un rechazo absoluto al contacto físico con adultos por cómo le habían tratado; un niño de 2 años que había perdido un ojo por una paliza, o una niña de 14 años que se quedó en shock cuando descubrió que el trato que recibía en su casa no era normal”, relata.

Los datos oficiales dicen que en España hay 20.000 niños que sufren maltrato doméstico, sin embargo, Intermón Oxfam ha hecho un estudio que dice que solo un 10 % de maltratos se denuncian, con lo cual podrían ser 200.000 los niños maltratados al año. “Mamás en Acción, de alguna forma, puede dar fe de eso, porque es un perfil demasiado recurrente en nuestra asociación”, asegura Majo.

“Nuestra misión es hacer lo que haría cualquier madre con su hijo enfermo: consolarlo, achucharlo, darle cariño y atenderlo”

El segundo perfil son los niños tutelados. En España hay más de 50.000 niños bajo el amparo de la administración que están a la espera de acogimiento familiar. “La gente no conoce esta situación, y es vital que estos niños crezcan en una familia”, explica.

Cuando los niños tutelados se ponen enfermos, sus cuidadores no pueden dejar el centro y a los demás niños para acompañar al que está ingresado. Así que “aunque lo que los lleva al hospital es una herida física, el principal daño de estos niños es emocional: llevan una honda herida en el corazón”, cuenta Majo. Y continúa: “Muchos sienten que han fracasado en la vida cuando toman conciencia de que no tienen unos padres que los quieran. Más que el tratamiento médico, necesitan sentirse queridos”.

El tercer perfil es el de niños cuyos padres tienen que elegir entre acompañar a su hijo en el hospital y perder sus ingresos, o dejarlo solo para poder seguir alimentando a su familia. “A veces es porque se les acaba la baja laboral; otras, porque trabajan sin contrato, están al límite de la exclusión y temen perder la custodia”, argumenta. Cuando un hospital detecta que un niño se queda solo, llama a Mamás en Acción “y hacemos turnos de 24 horas desde que ingresa hasta que le dan el alta”.

¿Cómo ser voluntario?

“Para ser voluntario de Mamás en Acción hay que saber dar cariño por vocación. Nuestros voluntarios vienen a dar lo que nadie te puede pagar por hacer”. No hace falta ser madre, ni mujer. Es suficiente estar en plenas facultades y tener ganas de acompañar a niños en situaciones complicadas.

Además, por ley, los voluntarios deben ser mayores de edad y aportar ciertos documentos, como un certificado de antecedentes penales, para demostrar que cumplen ciertos requisitos. También hay que superar unos exámenes psicológicos avalados por el Colegio de Psicólogos y recibir la formación de la Asociación.

“Somos muy conscientes de la gran responsabilidad que tenemos, porque dejamos al voluntario en una habitación con un menor de edad y tenemos que ser muy estrictos”, puntualiza Majo. “Gracias a Dios, hoy contamos con una comunidad grande de voluntarios para cubrir todos los turnos sin que nadie deje sus obligaciones de lado. Tenemos una norma: ‘Primero mamás en casa y luego Mamás en Acción’”.

Un niño solo menos

Ahora la Asociación cuenta, además, con una aplicación para enviar notificaciones que avisan a los voluntarios de los huecos que hacen falta cubrir para acompañar a un niño en un momento y lugar determinados. Cuando se cubren todos los turnos, se manda otra notificación de que ese niño ya no necesita más voluntarios “y entonces te inunda la gran satisfacción de saber que, gracias a muchas personas buenas, hay un niño menos solo en el hospital”, concluye Majo.

Artículo publicado en la edición número 61 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTICULOS DE INTERÉS

ARTICULOS DE INTERÉS

ÚLTIMA EDICIÓN

ÚLTIMA EDICIÓN

SEPTIEMBRE, OCTUBRE, NOVIEMBRE 2021

Lee la edición
Número 61

SEPTIEMBRE, OCTUBRE, NOVIEMBRE 2021

Lee la edición
Número 61

Rechazar todas las cookies