La revista más leída por las familias católicas de España

La revista más leída por las familias católicas de España

“La Pasión” según san Mateo de Bach: la increíble historia detrás de la obra musical cristiana más sublime de la historia

La obra musical cristiana más sublime fue salvada por el hijo de un judío. El joven Felix Mendelssohn, más adelante uno de los grandes compositores de su tiempo, rescató la obra de Bach, entonces olvidada, cuando halló por casualidad la partitura en una carnicería utilizándose para envolver carne.

Por Rubén Risco

Una mañana de 1829, un criado de la familia de banqueros judíos conversos al cristianismo, Mendelssohn-Bartholdy, se acercó al mercado a comprar carne. Posteriormente, uno de los hijos de la familia, Felix, que rayaba los 20 años, vio los paquetes ensangrentados y algo le llamó poderosamente la atención: ¡estaban envueltos en partituras!

Cuando los desdobló, se quedó atónito, ¡eran manuscritos de su admirado Johann Sebastian Bach! Corrió acompañado del criado hasta el mercado, inquirió al carnicero dónde los había encontrado y este le respondió que en una casa que había alquilado recientemente. Felix le compró todos los papeles con la convicción de haber hecho un descubrimiento histórico. Con la ayuda de su maestro, recompuso la obra, hizo los arreglos pertinentes, y se decidió a reestrenar La Pasión según san Mateo el 11 de marzo de 1829 en Berlín por cumplirse el centenario de la representación original (1729).

Entró en el escenario, saludó, se acercó al atril, y… ¡la partitura era de otra obra de Bach! Dudó unos segundos, y recordó: sí, allí en su cabeza estaba toda la obra, dirigiría de memoria pasando las páginas para que nadie se percatara. Y continuó hasta que un aplauso estruendoso rompió el final y como una ola llega hasta hoy. La monumental pasión-oratorio, considerada por muchos la cumbre de la música occidental y olvidada durante 100 años, estaba rediviva.

Bach y lo sobrenatural

El texto de la Pasión corresponde a los capítulos 26 y 27 de san Mateo, salpicados con corales de la tradición luterana y textos del poeta Picander. Nos permite seguir y meditar la pasión de Cristo como banda sonora de la Cuaresma y el Triduo Pascual con una de las músicas más sublimes que jamás se hayan escrito. No en vano, Bach siempre vivió inclinado a lo sobrenatural, como escribió su esposa Anna Magdalena: “Ante sus ojos interiores había siempre una imagen hacia la que se inclinaba su espíritu con fervor apasionado, como solía decir con san Pablo: ‘Dejo atrás las cosas pasadas y me dirijo hacia la meta’. Pero su meta, como la de este santo, no estaba en este mundo”.

Para introducir la escucha de la Pasión en familia, se puede escuchar por partes (dos números cada día, por ejemplo) como un calendario cuaresmal, leyendo los textos, o siguiendo alguna guía de audición como la del blog  “educarenlaesperanza”.

El compositor Josep Soler, autor del libro J.S.Bach, una estructura del dolor (A. Machado Libros, 2011), anima a acercarse al Misterio de la mano de Bach al comentar “Ten piedad de mí”, una de las más bellas arias de la Pasión:  “Su destino no es conmover, sino inspirar piedad y las amargas lágrimas, suavizadas por la extraña belleza de una melodía que parece curvarse sobre sí misma retornando a lo Sagrado”.

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTICULOS DE INTERÉS

ARTICULOS DE INTERÉS

ÚLTIMA EDICIÓN

MARZO, ABRIL, MAYO 2024

MARZO, ABRIL, MAYO 2024