Trampas para solteros

¿Por qué no encuentro a la persona adecuada? Es una pregunta trampa. Descubre los factores que pueden estar interceptando tu búsqueda

Por Redacción Revista Misión

Hay muchos más por ahí -ellos y ellas- que comparten esa inquietud que les consume: encontrar a la persona que está hecha para él o para ella. ¿No sería mejor que todos invirtieran ese tiempo en convertirse -cada uno- en la persona adecuada? Sin duda, la tarea es ardua, pero también puede que influyan otros factores, frente a los que conviene estar prevenidos. Estos son posibles terrenos de batalla:

1. El miedo a repetir la experiencia de los padres.

Cada pocos minutos -nos dicen las estadísticas- se rompe un matrimonio en nuestro país. Por eso, la psicóloga Sara Pérez-Tomé apunta que “la institución de la familia se ha intoxicado con rupturas familiares dolorosas que tienen una gran onda expansiva. Hay quienes de hijos han sufrido la ruptura turbulenta que vivieron sus padres y no quieren volver a vivirla, por lo que prefieren estar solos”.

2. El efecto Amazon-Google.

Brian Barcaro, director ejecutivo de CatholicMatch, precisa que cada vez más personas sufren en sus relaciones las consecuencias de una sociedad que vive a golpe de clic: “Estamos acostumbrados a introducir en Internet, para todos los aspectos de nuestra vida, unos criterios de búsqueda para encontrar lo que queremos. Esta actitud –positiva para otras áreas de la vida– se traslada al modo en que nos relacionamos con las personas: pensamos que por el hecho de poder insertar en el ordenador los atributos de la persona que buscamos, esa persona existe. Y no es verdad”.

3. El equipaje afectivo.

Barcaro comenta que a medida en que la edad para casarse se prolonga, “las personas acumulan más experiencias y cargan un ‘equipaje’. Por eso, cuando conocen a personas nuevas tienen una mirada distorsionada sobre ellas: las ven a través de una lente que les impide darse la oportunidad de conocerlas tal como son”.

4. La falta de “tiempo” para buscar pareja.

Barcaro destaca que muchas personas están obsesionadas por alcanzar la independencia económica y piensan “que tienen que trabajar todo el tiempo y no tienen tiempo para salir”. Algo con lo que el sociólogo Alejandro Navas, de la Universidad de Navarra, coincide. Recuerda a un trabajador que se presentó en nombre de su jefe en una prestigiosa agencia matrimonial para ejecutivos, en Alemania, porque este no tenía tiempo para ir hasta allí a buscar pareja.

La mejor inversión en tiempos de crisis -dicen- es invertir en la propia formación. Lo mismo se aplica aquí. Invierte en crecer en tu interioridad, en atesorar virtudes. Sin olvidar que la vida social es el mejor escenario para conocerse a sí mismo e intentar mejorar. Nunca te arrepentirás de haber luchado por ser mejor persona.

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTICULOS DE INTERÉS

ARTICULOS DE INTERÉS

ÚLTIMA EDICIÓN

DICIEMBRE 2022, ENERO, FEBRERO 2023

DICIEMBRE 2022, ENERO, FEBRERO 2023