Vidas de santos_María Olguín

Vidas de santos

Mientras el mundo les dice a nuestros hijos que miren a los ricos y famosos para su inspiración, Cristo los llama a seguir a los mansos y humildes de corazón, es decir, a los santos. ¿Dónde encontrar para ellos esos ejemplos de vida, y, además, de un modo atractivo e interesante?

Por Miguel Sanmartín Fenollera Ilustración: María Olguín Mesina

Artículo publicado en la edición número 65 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

Desde siempre los cristianos han recogido y transmitido a las futuras generaciones las vidas de sus santos, y es a ellas a las que deberíamos volver. Pero, atención, porque no todos estos relatos reciben el enfoque adecuado. 

Aun cuando es verdad que los santos han hecho milagros y que algunos de ellos gozaron de dones extraordinarios, los relatos de sus vidas no deberían centrarse únicamente en este aspecto maravilloso. Porque, a pesar de que para los niños esto será seguramente lo más atractivo, lo que debemos enseñarles a mirar con preferencia es cómo, por la gracia de Dios, en esas personas se hace vida la fe, la esperanza y, sobre todo, la caridad. El cardenal Newman decía que estos hombres son puestos para nosotros –y para nuestros hijos– “como el profeta en su atalaya, y encienden sus faros en las cumbres”. 

¿Santos o superhéroes?

Dado que la imaginación de nuestros hijos se está formando entre personajes adornados con facultades extraordinarias, como es el caso de los denominados superhéroes, la aparente similitud entre unos y otros podría llevar a los niños a cierta confusión. Por ello, al tiempo que se ponen en sus manos estas lecturas, podemos hacerles ver lo que les diferencia. 

Dejando a un lado lo obvio, que los santos son reales y los superhéroes meras figuras de ficción, convendría llamar la atención de los niños sobre al menos dos cosas: primero, el valor infinitamente superior de los santos sobre los superhéroes como modelos vitales por la imitación que hacen de Cristo. Y, segundo, que los dones extraordinarios de que gozan los santos no son más que regalos, y que, por lo tanto, su causa y razón radica directamente en Dios. 

Superpoderes

Además, puesto que todos los cristianos estamos llamados a la santidad, los niños deben ver que esta suele descansar –y de hecho descansa en la mayoría de los casos– en la operatividad de esa gracia divina sobre naturalezas adornadas de virtudes cotidianas y humildes. Virtudes que, al revés de lo que ocurre con los superhéroes, generalmente no brillan por sus facultades espectaculares, lo que no afecta a su valor ni aminora la dificultad de su conquista, porque toda santidad va acompañada de un combate heroico. 

En cuanto a la forma de estas historias, es importante que sean amenas, no muy extensas y que hablen al entendimiento y al corazón, sin caer en lo pusilánime ni en lo almibarado, para mover las voluntades de los niños a un mejor obrar en las virtudes cristianas. No se trata solo de que ellos conozcan la ejemplaridad de unas vidas, sino también de que esos ejemplos les inspiren y les alienten. Y siempre que sea posible, que vengan acompañadas de ilustraciones de calidad. 

RECOMENDACIONES PARA LEER VIDAS DE SANTOS

Para la iniciación en estas lecturas recomiendo la serie editada por Apostolado Mariano, dada su fácil lectura y sencillez, y su adaptación a las edades más tempranas, además de que dan mucho más de lo que, por su económico precio, pudiera esperarse. Una pena que el magnífico librito de monseñor Robert H. Benson, titulado An Alphabet of Saints (Un alfabeto de los santos), en el que, junto a unos pulcros grabados, se relata en verso la biografía de unos veintiséis santos (uno por cada letra del alfabeto, excepto, obviamente la ñ), no se encuentre traducido al español.

Artículo publicado en la edición número 65 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTICULOS DE INTERÉS

ARTICULOS DE INTERÉS

ÚLTIMA EDICIÓN

SEPTIEMBRE, OCTUBRE, NOVIEMBRE 2022 2022

SEPTIEMBRE, OCTUBRE, NOVIEMBRE 2022